08 de enero de 2019
08.01.2019

Marce se juega su futuro

"Soy el mismo que hace unos meses, cuando la afición coreaba mi nombre", señala el entrenador asturiano del Valencia

08.01.2019 | 00:57

Hace dos años y ocho meses que Marcelino no se sienta en un banquillo de El Molinón, desde aquel partido en el que el Sporting ganó a su Villarreal, que no se jugaba nada, y los rojiblancos lograron la permanencia. En aquella ocasión hubo polémica en los instantes previos, al manifestar Marce que le gustaría que se salvase el Sporting, su equipo, en el que fue futbolista y entrenador. Ahora Marcelino volverá a Gijón, en este caso en las filas del Valencia, pero en una situación delicada. El técnico de Careñes se juega su continuidad. Dos malos resultados esta semana, hoy en El Molinón, y el sábado en casa ante el Valladolid, podrían causar su destitución del Valencia.

"Si consideran que el entrenador es el responsable lo exteriorizan y lo acepto, pero la afición debe saber que soy el mismo que en mayo, cuando coreaban mi nombre, y que ahora que en un momento determinado un sector pidió mi dimisión. Respeto la opinión de cada uno sin problema porque tengo la conciencia muy tranquila con nuestro trabajo y dedicación", dijo ayer con respecto a las críticas de la afición del Valencia.

Marcelino logró la pasada temporada hacer resurgir al Valencia. En una gran temporada hizo que el conjunto de Mestalla volviese a clasificarse para jugar la Copa de Europa. Sin embargo, esta temporada ha habido dudas en su juego, los resultados no han acompañado, y el técnico está discutido. "Soy el mismo entrenador que la temporada pasada y que con los mismos jugadores conseguimos llegar a la Champions. Esto es fútbol y a veces se tiene acierto y otra no. La principal diferencia de este año y el del pasado son 20 goles a favor, en todo lo demás estamos igual o mejor", apuntó el técnico asturiano.

El Valencia ha quedado eliminado de su grupo en la Copa de Europa, y ahora deberá afrontar la Liga Europa. En Primera, a falta de una jornada para finalizar la primera vuelta, el Valencia tiene a cuatro puntos la sexta plaza, la última que da derecho para jugar en Europa. "El problema es que los resultados no nos salen y pensamos que si nos hacen goles posiblemente no ganemos. Ese es el verdadero problema de este equipo desde hace tiempo", indica Marcelino. "La suma de resultados resta la confianza y te atrapa en el resultado antes que en el juego. No somos capaces de resolver adecuadamente situaciones muy fáciles", añade el técnico de Villaviciosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas