10 de febrero de 2019
10.02.2019

Cristian Salvador: "No bajamos los brazos, seguiremos peleando"

André Sousa sufre un golpe en el entrenamiento y Álvaro Jiménez realiza trabajo al margen del grupo

10.02.2019 | 00:24
André Sousa, tras sufrir un golpe al final del entrenamiento.

En la resaca del partido ante Osasuna, en Mareo los titulares trabajaron a muy poco ritmo en una sesión regenerativa. Solo se dejaron ver sobre el césped de Mareo en el tramo inicial Mariño, André Geraldes, Álex Pérez, Canella, Cristian Salvador y Aitor García, mientras que Nacho Méndez, Peybernes, Djurdjevic no saltaron al terreno de juego y realizaron trabajo al margen. Santana tuvo permiso del club para no acudir a la sesión. Con los suplentes y los que no actuaron ante Osasuna se entrenó Ivi López, en una sesión que tuvo un susto en el tramo final con un golpe sufrido cerca de la rodilla por André Sousa, que no parece revestir mayor gravedad. La novedad fue también que Álvaro Jiménez, que se quedó fuera de la citación tras lesionarse en el tobillo, realizó trabajo durante toda la mañana al margen del grupo.

Ayer en Mareo tuvo lugar uno de sus entrenamientos apagados, con gestos serios y contrariados, y con pocas palabras. La derrota ante Osasuna hizo daño, aunque el vestuario intenta recomponerse y se aferra todavía a que quedan muchas jornadas por disputarse. "El vestuario está fastidiado, teníamos las cosas muy claras, pero cuando las cosas no salen como uno quiere te afecta. Pero ha habido años en los que otros equipos que no contaban estar en el play-off lo consiguieron al final", señaló ayer el centrocampista zamorano.

Antes del entrenamiento la plantilla tuvo una charla en el vestuario. "José Alberto nos ha dicho que confía en nosotros", resaltó Cristian Salvador, que añadió que no quiere tirar todavía la toalla: "El vestuario está muy unido, quedan muchos partidos y la Segunda es una categoría muy larga y muy complicada".

El pasado viernes ante Osasuna El Molinón volvió a mostrarse crítico con el equipo. Hubo pitidos en alguna fase del partido por el juego y también en la despedida final. "Si el público no está contento muestra su desacuerdo", reconoció Cristian Salvador, que entendió el malestar. "Pedimos perdón a la afición. Pero no bajamos los brazos, vamos a seguir peleando", añadió el centrocampista rojiblanco.

Ante Osasuna en la segunda parte Cristian Salvador tuvo que actuar como defensa. "Estoy más a gusto de medio centro, pero el año pasado disputé algún partido en esa posición", comentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook