Fernando Amorebieta se convirtió ayer en uno de los protagonistas de los octavos de final de la Copa Libertadores tras un brutal choque con un compañero durante el partido que disputaba su equipo, Cerro Porteño, ante el Atlético Mineiro. El que fuera futbolista del Sporting impactó con su propio portero en la disputa de un balón y se llevó la peor parte: fractura de cuatro costillas. El jugador tuvo que ser evacuado de urgencia al hospital.

Amorebieta tranquilizó sobre su estado con un vídeo que ha compartido en redes sociales. "Tranquilos amigos, está todo bien", señala el jugador. El parte médico sobre su estado detalla que "sufrió un traumatismo de tórax, como consecuencia presentó neumotórax y fractura de cuatro costillas", si bien se encuentra "estable". Su equipo, el Cerro Porteño paraguayo, venció al brasileño Atlético Mineiro por 4-1.