13 de mayo de 2019
13.05.2019

Un final insípido tras seis años

La última vez que el Sporting no se jugó nada en las jornadas decisivas fue en la temporada 2012-2013

13.05.2019 | 01:01

Hay que remontarse a los últimos partidos de la temporada 2012-2013 para encontrarse un final insípido, aburrido y sin emoción para el Sporting. Ni para lo bueno ni para lo malo. Las últimas cinco temporadas los rojiblancos han luchado por ascender o no descender. Unas veces con final feliz y otras triste. Pero siempre plantando cara hasta el final. Este curso, aunque matemáticamente es posible que no sea así, la realidad dice que el Sporting no tendrá ya el aliciente de pelear por el play-off, como sucedió hace seis años, con Sandoval en el banquillo.

Acostumbrado a vivir al límite desde el año 2008, con el penúltimo ascenso, el Sporting tendrá en este año su cuarto respiro en doce temporadas. Tras ascender con Preciado, el Sporting tuvo después cuatro temporadas en las que peleó por no bajar hasta el final. En 2012 el final fatídico no llegó hasta la última jornada en Málaga, pese a que ya se veía venir. Y en 2013, tras un mal inicio con Manolo Sánchez Murias en el banquillo, los rojiblancos no fueron capaces de revertir la situación con Sandoval y se cayeron antes del final de Liga de la pelea por alcanzar la sexta posición.

Un año después sí lo consiguieron. Pero sufriendo. Sandoval fue sustituido al final por Abelardo, que logró meter al equipo entre los seis primeros, pero cayó en la primera eliminatoria del play-off frente a Las Palmas. Al curso siguiente el Sporting se quitó la espina, y subió por la vía directa tras vencer al Betis en la última jornada, y favorecerle el empate del Lugo en Girona en el descuento, cuando el conjunto entrenado por Abelardo no dependía de sí mismo.

Con el salto a Primera la situación no varió. En 2016 el Sporting se salvó de nuevo dependiendo de terceros en la última jornada. Los rojiblancos vencieron al Villarreal y les favoreció el triunfo el Betis ante el Getafe. Al año siguiente, no obstante, la mala temporada hizo que el equipo bajase en la penúltima jornada pese a ganar en Eibar. El año pasado, tras una gran remontada, el Sporting finalizó cuarto la Liga, pero perdió en el play-off ante el Valladolid en la primera ronda. Este año esa remontada no ha llegado y, salvo un milagro mayúsculo, la temporada del Sporting ha llegado a su fin a falta de un mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook