07 de junio de 2019
07.06.2019

José Alberto: "Me ilusiona hacer un proyecto mío desde el inicio"

"La rivalidad existe, pero por encima de todo está la profesionalidad", subraya el entrenador del Sporting

07.06.2019 | 13:38
José Alberto López.

"Afrontamos la última jornada como todas y con el agrio sabor de estar en la última semana y no haber cumplido los objetivos de la temporada. Intentaremos ganar para acabar con un buen sabor de boca". José Alberto López aspira a sumar los tres puntos ante el Cádiz en El Molinón en un partido para el que ha citado hasta seis jugadores del filial. "Cuando nos quedamos sin opciones de play-off ya dijimos que Iban a ser semanas para sacar conclusiones e ir viendo a gente de abajo. Premiaremos a esa gente para que se vaya adaptando a la categoría", subraya el entrenador rojiblanco. En cuanto al papel del Sporting en esa sexta plaza que se disputan en la última jornada Deportivo, Cádiz y Oviedo, es tajante. "La rivalidad existe, pero por encima de todo están los clubes y la profesionalidad de los jugadores. Siempre entrenamos con la máxima intensidad y jugaremos con esa máxima intensidad. Mañana intentaremos ir a por los tres puntos. El club se juega dinero, los jugadores se juegan el prestigio personal y profesional. Vamos a intentar ganar, como siempre, luego ya sabemos los partidos lo que demandan", concluye.

"Gragera está en la convocatoria y tiene posibilidades de jugar, como todos", comenta José Alberto, sin ánimo de dar muchas pistas sobre el once que presentará ante el Cádiz, salvo para hacer un matiz sobre los futbolistas del filial que tiene previsto utilizar de inicio. "La situación es que la normativa permite un máximo de cuatro jugadores con ficha del filial y obliga a que haya al menos siete con ficha del primer equipo, lo que quiere decir que si te expulsan uno de esos jugadores, incurrirías en alineación indebida. No correremos ese riesgo. Jugaremos con 8 del primer equipo y 3 del filial", detalla. El entrenador del Sporting insiste en que el equipo está centrado en su duelo ante el Cádiz y deja a un lado lo que pueda suceder en otros campos respecto a la lucha por la promoción. "Nosotros tenemos que estar centrados en nuestro partido, no podemos pensar en otras cosas. Nada se decide en una jornada. Nadie mira con lupa la jornada 10, tampoco debe mirarse ahora la última", concreta.

El útlimo partido en El Molinón dejó algún silbido sobre jugadores de la casa, como Nacho Méndez, en un momento en el que la afición parece demandar más presencia de la cantera en el primer equipo. José Alberto asume las críticas. "Estamos en un club de máxima exigencia. No hemos cumplido con las expectativas. Este club siempre tiene que aspirar a lo máximo y es normal que aparezca la crítcia, tanto para cualquier jugador de aquí como de fuera", subraya. El duelo ante el Cádiz será, para muchos, el de despedida, ya que once jugadores terminan su vinculación con el Sporting. No será el último del entrenador, que continuará el año que viene, algo que refuerza él mismo. "No tengo la sensación de que sea el último, aunque nunca se sabe. Afronto cada partido con la máxima exigencia y sabiendo que cada día puede ser último. Disfruto del camino. Habrá luces y sombras, pero siempre he dado lo mejor de mí", destaca. Canella y Babin son dos de los futbolistas que acaban contrato y con los que el club, en las últimas semanas, ha intentado acercar un acuerdo que, a estas alturas, se antoja complicado. "Ellos saben de hace tiempo lo que pienso. Tengo buena relación con todos los jugadores de la plantilla. Soy cercano y directo. Todos saben lo que pienso. Luego la situación personal hay que entenderla y veremos a ver qué pasa", concluye sobre estos dos casos concretos.

A la hora de mirar hacia la próxima temporada, José Alberto evita dar detalles, pero ya deja entrever que tiene cosas avanzadas con Miguel Torrecilla de cara al próximo curso. "Me ilusiona mucho el poder hacer un proyecto mío desde el inicio para cumplir con las expectativas. En eso estamos trabajando desde hace tiempo", desliza. "Ahora vamos a pensar en el partido ante el Cádiz y, en verano, ya hablaremos de todo eso", apostilla. El entrenador del Sporting, en el balance de lo que ha sido esta campaña, no quiere hablar de momentos clave, sino de un global. "No me gusta mirar partidos concretos, sí la trayectoria. Tanto con nosotros como len a anterior etapa, el equipo no ha tenido una regularidad. Eso es lo que te priva de estar arriba. Donde hemos fallado mucho es en El Molinón. En casa nos ha costado tener más control de los partidos y del juego", resume. En ese sentido tampoco considera justo hablar ahora de decisiones que podría haber cambiado. "A toro pasado es fácil sacar conclusiones. He tenido aciertos y errores, pero todas las decisiones las he tomado pensando que eran las mejores. Trabajamos para mejorar", subraya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook