09 de agosto de 2019
09.08.2019
Valladolid 20Sporting

El Valladolid avisa al Sporting

Los rojiblancos, con un once cercano al del debut en Girona, dejan una pobre imagen, con solo dos disparos en los últimos cinco mintuos ante un rival superior

09.08.2019 | 01:05

Esta vez no hubo entrenamiento por la mañana, ni baile de cambios tras el descanso. El Sporting saltó ayer a la Nueva Balastera sin excusas y con un once cercano al del posible debut liguero. Recibió un meneo de un sobrado Valladolid que es de Primera, pero se dejó a algunas de sus figuras en la grada. Ünal y Waldo castigaron a un conjunto rojiblanco con nula salida de balón y desesperado ante un dominio rival que sólo pudo quitarse de encima cuando el partido se agotaba. Los dos disparos entre palos de los de José Alberto fueron a cinco minutos del final. Uno de ellos, un cabezazo del debutante Borja López, que en un cuarto de hora demostró que está para ser titular en Girona.

El Valladolid convirtió la primera parte en un monólogo. Los pucelanos se adueñaron de un centro del campo en el que Anuar, San Emeterio y Aguado le ganaron la partida a Manu García y Cristian Salvador y Javi Fuego, el más enfadado ante el desconcierto general. Los rojiblancos, sin la presión alta de otras ocasiones, acabaron reducidos a envíos largos a Djurdjevic en las pocas opciones que le tocó cazar un balón de color blanquivioleta. La imagen de desesperación de los futbolistas ante la dificultad de dar continuidad a su juego aumentó la preocupación y alentó al rival.

El partido se fue al descanso sin goles para fortuna de un Sporting al que se esperaba ver reaccionar en la segunda parte. A los tres minutos de la reanudación ya perdía. Ünal volvió a buscar las cosquillas a los centrales y sacó un zurdazo desde la frontal ante el que poco pudo hacer Mariño. El dominio del Valladolid continuó señalando a la defensa, en este caso, una indecisión de Marc Valiente y Mariño. Waldo le ganó la carrera al central catalán en un balón largo en el que el vigués renunció a salir dando espacio al rival para que la cruzara a placer. A falta de un cuarto de hora, José Alberto cambió a la práctica totalidad del equipo y ahí revivieron los rojiblancos. A dos buenas internadas de Berto Espeso le siguieron un disparo de Cristian Salvador y un remate de cabeza de Borja López que permitió a Caro blocar los únicos dos balones del partido. Demasiado poco. El resultado y las sensaciones del penúltimo amistoso del Sporting, a falta de diez días para abrir la Liga ante el Girona, se convierten en un serio aviso para espabilar.

José Alberto pide descaro

"Nos ha costado interpretar los momentos para apretarles. No hemos ido al ritmo que debemos ir", explicó José Alberto, técnico del Sporting, que no quiso ser muy crítico con lo visto en la Nueva Balastera. "Lo que más nos falta es que la gente se suelte y demuestre la capacidad que tiene. Nos falta creérnoslo. Para eso está la pretemporada, para que la gente sea valiente. Entre éste y el partido ante el Alavés saldrán las conclusiones para el once ante el Girona", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas