08 de octubre de 2019
08.10.2019

Mariño: "Espero que no pase lo de los últimos dos años con el entrenador"

"Ni antes éramos los mejores del mundo, ni ahora un desastre; si pierdes la humildad, el fútbol te da una torta de realidad", afirma

08.10.2019 | 01:07

Diego Mariño da la cara tras el batacazo de Fuenlabrada. El guardameta del Sporting, uno de los capitanes del equipo, reconoce la preocupación de la plantilla y asume la necesidad de dar un paso al frente fuera de casa. Lo hace al mismo tiempo que pide calma. Es por ello que invita a hacer un análisis más equilibrado tras una semana en la que el conjunto rojiblanco ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. También se alinea junto a José Alberto. "Espero que enderecemos el rumbo y no pase lo de los últimos dos años. Sería un error porque estamos haciendo algo que puede ser muy grande. Nosotros estamos a muerte con el entrenador", subraya el meta vigués.

Sabe lo que supone la destitución del entrenador en pleno mes de noviembre. Lo vivió en las últimas dos temporadas, con Paco Herrera y con Rubén Baraja. Diego Mariño asume que las cosas no están saliendo, pero hace una llamada a la confianza. "Tiene que haber un término medio. Ni el jueves ya teníamos que echar las campanas al vuelo, esto va pa arriba y somos los mejores del mundo, ni ahora todo es un desastre", sentencia. "Nosotros también queremos ver el Sporting del Almería, pero no es fácil. No estamos entre los seis favoritos, y eso que creo que tenemos muy buen equipo. Tenemos ilusión, pero en el momento en el que dejemos de pelear y perdamos la humildad, el fútbol y la Segunda te dan una torta de realidad", desliza.

Mariño hace autocrítica, pero también muestra su hartazgo con las decisiones del VAR, que decretó un polémico penalti ante el Fuenlabrada. "En el partido no vi nada. El árbitro tampoco había visto nada, le avisan del VAR. Nadie vio nada. El que está en la televisión vio un pisotón. No interviene en la jugada y el balón no iba hacia ese jugador. Fue algo involuntario. No se puede pitar penalti por eso. Partiendo de la base de que el fútbol es un deporte de contacto, en la televisión, a cámara lenta, habrá mil contactos", explica.

El guardameta rojiblanco comparte la preocupación por las dos caras mostradas por el Sporting esta temporada. "Nuestra idea es la misma en casa y fuera. Aquí, en El Molinón, lo conseguimos y fuera nos cuesta. Nosotros también nos lo preguntamos", señala sobre las causas de esta diferencia. Es por ello que comparte la opinión de que el Sporting debe mostrar una reacción inmediata si pretende pelear por el ascenso esta temporada. "Para estar arriba se necesita regularidad. Hay que ser fiables cuanto antes. Ahora la brecha de puntos con los de arriba no es grande, pero en cinco o seis jornadas puede ser preocupante. Estamos a tiempo, pero tenemos que encontrar esa regularidad", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook