Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regreso al Sporting más vertical

José Alberto reclama un juego más veloz y práctico ante el Elche, el segundo equipo al que más chutan

Edgar, portero del Elche, junto a Sangalli, en el partido disputado en Oviedo el pasado mes de septiembre.

Edgar, portero del Elche, junto a Sangalli, en el partido disputado en Oviedo el pasado mes de septiembre. IRMA COLLÍN

Confiado en revertir la situación, y aprovechar la vida extra que le ha dado el club, José Alberto aspira a conseguir un buen resultado en Elche que le permita seguir como entrenador del Sporting. El técnico rojiblanco mantiene su imagen de fortaleza, muy pegado a sus jugadores, realizando correcciones y

"Dos toques y ritmo", le pidió José Alberto a su plantilla durante uno de los ejercicios. "Profundo, a correr y llegar", señaló el preparador rojiblanco, que busca agilidad en la salida de balón, y decisión en el equipo para encontrar portería rival, algo que le ha faltado estas semanas.

El técnico escondió sus cartas. Aunque sí que volvió a mostrar algunas ideas que van tomando forma, como que gana peso la opción de Isma Cerro como titular en la banda izquierda, con Aitor García retornando a la derecha. En la zaga, Babin y Borja López actuaron como centrales, con Damián Pérez y Molinero como centrales. Aunque Marc Valiente podría tener opciones de volver. Arriba Djurdjevic seguiría como referencia ofensiva, a la espera de que hoy se entrene Manu García, que salvo contratiempo será el mediapunta en Elche. Por detrás, Cristian Salvador, Javi Fuego y Nacho Méndez pelean por dos puestos, con Pedro Díaz atento.

"Las dos líneas juntitas y salimos rápido", reclamó José Alberto a sus jugadores durante la sesión. Porque el Sporting necesita esa agilidad fuera, que mostró en Girona o Huesca, para intentar ganar por primera vez este curso a domicilio. Y para ello necesita el Sporting generar peligro y volver a marcar de nuevo fuera, algo que no hace desde la primera jornada de Liga.

El Elche, un rival que no se le da bien al Sporting, llega en mitad de la tabla. En lo que más ha sufrido el cuadro de Pacheta ha sido en el apartado defensivo. Porque al Elche le han rematado 152 veces este curso, una media de 13,8 ocasiones por partido. Solo al Lugo, que le chutaron 156 veces, empeora en ese registro de los ilicitanos.

El Sporting, con un tanto marcado en los dos últimos partidos, y cinco encajados, necesita recuperar el olfato goleador. Enfrente tiene una oportunidad idónea, con un equipo que concede ocasiones, pero al que está salvado su portero. Porque el Elche apenas ha encajado diez tantos, un registro mejorado nada más por Huesca (6 tantos), Zaragoza (8), Almería (9) y Cádiz (9). Gran parte del mérito para que esto suceda lo tiene el meta Edgar, que es el que más paradas ha efectuado de toda la categoría en lo que va de Liga, con 41, y empatado con el cancerbero asturiano del Numancia Dani Barrio.

Con la versión más vertical, y con dos puntas, el Sporting se mantuvo invicto en los primeros cinco partidos de José Alberto en el banquillo, y después, en el mes de marzo, llegó a encadenar otros nueve partidos sin perder (seis victorias y tres empates). Ahora, en una situación límite, José Alberto medita recuperar esa versión que tan buen resultado le dio para sobrevivir.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats