04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Bertín: "Mi sueño es jugar en El Molinón"

"Si tengo que ir con el filial a Miramar no pasa nada; cuando tenga que llegar, llegará", afirma

04.12.2019 | 01:04

"Estoy muy feliz de estar aquí. Es un premio estar en el primer equipo". Bertín disfruta de la oportunidad de haber podido estrenarse con el primer equipo del Sporting en partido oficial durante la visita a Anduva. "Vivo el momento, el día a día. El entrenador decidirá. Trabajo para aprender. Estoy dispuesto a ayudar a cualquier equipo", comenta el avilesino ante la posibilidad de volver al filial rojiblanco este mismo fin de semana. "Mi sueño es jugar con el Sporting en El Molinón. Cuando llegue, llegará, si es que llega. Si me toca ir a jugar a Miramar, tampoco pasa nada. A darlo todo e ir a por los tres puntos", subraya.

"Al equipo no le falta gol. El juego no corresponde con los puntos. Lo que te quita el fútbol, te lo acaba dando. Va a llegar", dice Bertín sobre la escasa puntería del conjunto gijonés. Un detalle que tampoco se pudo remediar en Anduva, donde el equipo no hizo gol y él mismo estrelló un balón al palo. "José Alberto me entrenó muchos años. Me tiene presente y cuenta conmigo", añade, agradecido con el técnico.

"Le veo tranquilo. Sabe que estamos trabajando con todo y que el premio va a llegar", añade Bertín sobre cómo ve al entrenador del Sporting, que volverá a jugársela este sábado, ante la Ponferradina. El rojiblanco se ofrece para la banda izquierda y para la delantera. "Venía jugando de extremo izquierdo, pero me probaron este año arriba y me encuentro cómodo. Me siento bien en las dos posiciones, no tengo ninguna preferencia", sentencia.

Bertín, que descubre que "estamos trabajando para ganar más fuerza y contundencia" con un plan físico desarrollado en el club, no oculta lo importante de un momento como el del debutar con el primer equipo. "Mi familia está orgullosa y me pide que disfrute del momento. El partido estaba complicado, salí a darlo todo y a intentar conseguir los tres puntos. Estaba centrado en ayudar al equipo. Fue un partido más. No estaba muy nervioso", relata. Pudo quedarse hasta con la camiseta blanca, estrenada ese día y custodiada por el club hasta que no llegue otra remesa. "Me dieron otra. La tengo guardada en casa", concluye, con una amplia sonrisa, el último canterano en debutar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook