Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miera señala el camino

"Hay que trabajar la cantera y darle sentido al juego", afirma el exentrenador del Sporting y el Oviedo l "Los dos equipos me preocupan", dice de la visita gijonesa a El Sardinero

Vicente Miera, durante una visita a Gijón en 2018.

Vicente Miera, durante una visita a Gijón en 2018. Juan Plaza

Jugó y entrenó al Racing de Santander y al Sporting. Los 175 kilómetros que separan la capital cántabra y Gijón se reducen más que nunca cuando Vicente Miera está por el medio. Doce temporadas entre ambos equipos. Y muy gratos recuerdos. Por eso el partido casi a vida o muerte

Vicente Miera Campos (Nueva Montaña, Cantabria, 10 de mayo de 1840), que había jugado entre 1969 y 1971 en el Sporting, se plantó en Gijón como entrenador para ascender a los rojiblancos a Primera en el curso 1976-1977. Estuvo tres años y cerró su primer ciclo con un subcampeonato de Liga. Después regresó, tras el paso de Novoa por el banquillo, para dirigir al equipo otras dos temporadas. Vivió la época dorada del club y la puesta en marcha de Mareo. "Cuando se inauguró Mareo dejamos de ir un día a Los Llanos, otro a la playa o al sitio que nos tocase. Nos dio normalidad. Mareo fue fantástico para el Sporting", señala.

Con Racing y Sporting vivió mejores épocas, con los dos equipos en Primera, de ahí que ante el partido del domingo añore el pasado. "Pasé muy buenos años en el Sporting. Cuando teníamos que jugar ante los grandes plantábamos batalla siempre", comenta. Por eso cree que para que el club rojiblanco recupere la sonrisa debe volver a mirar hacia dentro. "El Sporting depende mucho de la cantera, es lo que hay que trabajar. Si tiene esa base te abre mucho camino", incide Miera, que también reclama paciencia: "La cantera hay que trabajarla, darle sentido del juego. Hay que sentirlo, y tener mucha paciencia y serenidad. Pero también es necesario que estén muy centrados y sin distracciones".

Fue el entrenador de la época más brillante del Sporting. Tuvo a sus órdenes a Joaquín, actual responsable de relaciones instituciones del club rojiblanco. "Me alegro muchísimo por él, se lo merece, es un hombre de fútbol, de la casa, es una persona fantástica en todos los sentidos, le va a venir genial al Sporting", comenta.

Miera pasó por el Sporting, pero también en Asturias aupó a la máxima categoría al Oviedo en dos ocasiones. Lo entrenó de 1974 a 1976 y después de 1987 a 1989. "Todos los equipos pasan malas rachas, pero espero que salgan adelante otra vez", destaca sobre los azules, en un deseo que hace extensible hacia los rojiblancos: "Estoy convencido de que los dos volverán a Primera y vivirán otra vez años buenos".

Con el partido del domingo le vienen a la cabeza recuerdos de grandes partidos que vivió tanto con el Sporting como el Racing. Precisamente esta semana se cumplieron 25 años de un triunfo por 5-0 de los cántabros ante el Barça de Cruyff. "Fue un partido sensacional. En aquella plantilla contábamos con jugadorazos como Radchenko y Popov. Teníamos muy buena plantilla, nos salió todo, que es algo difícil, pero también lo trabajábamos", desgrana.

En aquel Racing de Santander estaba Quique Setién, actual jugador del Barcelona, y al que pescó Miera. "Lo conocía de chaval, de cuando jugaba en el Perines, siempre ha sido un jugador distinto", destaca Miera. "El concepto del fútbol en él era muy grande ya desde que empezó. Es un hombre que lo domina, estudia, conoce y lo da a entender muy bien", añade antes de respaldarle y manifestar que espera que triunfe en el Barça: "Estoy convencido de que lo hará bien. Es un hombre de fútbol, ha nacido con ello dentro. Estoy seguro de que hará una gran campaña. Va dando pasos muy largos. Tengo una gran confianza en él".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats