13 de junio de 2020
13.06.2020
La Nueva España
DJUKIC | ENTRENADOR DEL SPORTING

"Vamos a La Coruña a mostrar a qué podemos optar, no renunciamos a nada"

"Nuestro objetivo es intentar entrar por todos los medios en el play-off, pero no va a ser fácil"

13.06.2020 | 01:06
Miroslav Djukic, durante el entrenamiento de ayer del Sporting.

"No renunciamos a nada". Miroslav Djukic, entrenador del Sporting, comparte la ambición que parece haber recuperado el conjunto gijonés durante el parón competitivo. El técnico serbio asume que el objetivo "no va a ser fácil y será un camino largo", pero recuerda que esa meta es la alcanzar a los seis primeros: "Vamos a hacer todo lo posible por meternos en el play-off. El equipo está preparado. No hay excusas". Volverá mañana a Riazor, campo que conoce bien de su etapa como futbolista deportivista y en el que vivirá su tercera visita como entrenador. "Vamos a La Coruña a mostrar a qué podemos optar. Veremos si somos capaces de ilusionar a la gente", sentencia.

"El equipo ha trabajado bien. Estoy muy contento con ellos. La propia competición nos dirá de qué somos capaces", asegura Djukic sobre la puesta a punto de un Sporting que regresará a la competición 98 días después de su último partido de Liga. El entrenador evita dar un porcentaje aproximado sobre el nivel físico de sus jugadores en este momento, pero subraya la actitud y esfuerzo de cada uno de ellos incluso en el confinamiento. "Es importante empezar bien y con buenas sensaciones. Queda poco y eso nos daría confianza", subraya antes de dar por descartados a los lesionados Bogdan, que necesitará tres semanas más de recuperación, y a Aitor García. Evita pronunciarse sobre si el equipo titular será parecido al de la última jornada. "El resto, están todos disponibles, ya veremos", comenta.

"Veo bien tener una plantilla amplia y poder llevar a casi todos los jugadores. Te beneficia porque todos los futbolistas están con interés por poder participar", dice Djukic en las horas previas de concretar una convocatoria que en este regreso de la Liga se puede elevar hasta los 23 futbolistas convocados. "Los cambios ahora te ofrece un abanico más amplio para rotar al equipo y ante el número de partidos que nos quedan lo veo esencial", añade en cuanto a la posibilidad de utilizar hasta cinco cambios en el transcurso del encuentro, otra de las novedades. A lo que costará un poco más adaptarse será al hecho de jugar sin público. "Estamos viendo en la liga alemana que jugar sin público iguala mucho a los equipos. Los de casa no tienen la ventaja que tenían antes. Riazor aprieta con su público y no tener ese apoyo es importante. Estaremos en las mismas condiciones", apunta. En todo caso, celebraría que la gente pudiera volver a los estadios siempre que las autoridades lo vieran conveniente. "Sería una excelente noticia, pero hay que ir poco a poco intentando recuperar la normalidad y esa normalidad es fútbol con público", afirma.

Djukic se enfrentará a un Deportivo en el que su nombre aparece como el de uno de los futbolistas que han marcado su historia. "Para mí siempre es especial jugar en Riazor. Pasé años maravillosos allí y siempre es bonito volver a La Coruña. Tengo muchísimos amigos allí, y también uno de mis hijos nació allí", desvela. "El Dépor es un muy buen equipo, pero nosotros también lo somos. Ellos tienen un bloque de mucha calidad, trabajan bien en el aspecto defensivo. No es un conjunto que presione mucho arriba, pero sale rápido al contragolpe. Su juego posicional es muy bueno. Está bien trabajado y bien hecho", explica sobre el conjunto de Fernando Vázquez.

El reto de volver a optar a la promoción vuelve a aparecer en el discurso para plantearle al entrenador del Sporting que ponga una cifra de puntos necesaria para poder lograr el objetivo en estos 33 que estarán en juego. En es el caso, Djukic se muestra más escurridizo. "Esto de echar cuentas es muy difícil. Hay que ir partido a partido. No sé cuántos puntos harán falta para mantenerse ni tampoco cuántos para subir. Hay que ir guiándose por cada jornada y por las sensaciones que da el equipo", argumenta. Al propio ritmo de la competición también se agarra para ir introduciendo novedades en el equipo, algo que casa poco con su filosofía. El serbio siempre optó por consolidar un equipo base, pero las extraordinarias circunstancias actuales exigen soluciones acordes. "Es evidente que el número de partidos obliga a ello. Hay muchos y poco tiempo para recuperar. No miraremos la edad, miraremos la capacidad de cada uno. Si es joven o mayor no importa, importa su rendimiento", asegura.

Djukic ha sumado dos caras nuevas al primer equipo en estos últimos días, como son los casos del lateral Guille Rosas y del interior Gaspar. Sobre este último es cuestionado el técnico antes de dedicarle unas generosas palabras. "Gaspar tiene mucha capacidad de sacrificio, se asocia bien por banda y por dentro y por eso nos hemos fijado en él. En este mes de trabajo nos ha confirmado lo que pensábamos", asegura el preparador rojiblanco. Ambos podrían entrar esta mañana en la convocatoria para viajar por la tarde a La Coruña, desplazamiento que el equipo hará en autocar para alojarse en el NH Finisterre.

Las últimas semanas han sido también las primeras de Djukic junto al nuevo director deportivo, Javi Rico, muy cercano al día a día del equipo. Tanto que es habitual ver al gijonés seguir cada entrenamiento del equipo como un espectador fijo dentro de los pocos que a diario pueden hacerlo. "Tengo conversaciones diarias con Javi", comenta el entrenador del Sporting, preguntado por si han hablado de futuro. "La relación es la normal entre un director deportivo y un entrenador. Estamos intentando que esto funcione de la mejor manera posible", se limita a concretar.

"Todos los clubes tienen dificultades para sostenerse por lo que para todos es muy importante subir a Primera porque hay mayores ingresos y es más fácil la gestión. Nuestro objetivo es intentar por todos los medios meternos en play-off", reitera Djukic ante la vuelta a la competición más de tres meses después de aquel 4-0 sobre la Unión Deportiva Las Palmas y en medio de estrictas medidas del protocolo sanitario que exige la Liga. "El protocolo está hecho por gente experta y entiende de esto. Nosotros intentaremos cumplir en lo que podamos. Hay que hacer nuestro trabajo. No puedo hablar con la mascarilla a veces, estas cosas se pueden mejorar, pero hay que cumplir e intentar que la Liga se pueda terminar", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook