18 de junio de 2020
18.06.2020
La Nueva España
Por libre

El Sporting gana peso sin público

19.06.2020 | 01:08
El Sporting gana peso sin público

En Santo Domingo se enfrentaban uno de los peores equipos en casa, el Alcorcón, frente al Sporting, a su vez uno de los peores conjuntos a domicilio. En un partido que a priori apuntaba al empate, el encuentro sin embargo se desequilibró en apenas dos minutos en favor de los rojiblancos, a quienes jugar sin público fuera de casa, parece haberle sentado de maravilla, a tenor de los últimos dos encuentros. Ahora sólo queda por ver cómo le va a la vera del río Piles.
Lo cierto es que el conjunto de Djukic, despachó un partido más que aseado, saliendo desde el primer minuto a buscarle las cosquillas a un Alcorcón que en nada se pareció al que vapuleara al Zaragoza en la jornada anterior. Que en este reinicio de competición va a haber muchas sorpresas, es algo que a nadie se le escapa.
El entrenador serbio, tal y como estaba cantado, optó por efectuar algunos cambios en su once inicial. Al esperado regreso de Uros a la delantera (salvo por su gol, muy desafortunado en el resto del encuentro el balcánico) y al de Javi Fuego en la medular, se unió también la vuelta de Nacho Méndez a la titularidad, aunque la sorpresa fue el que no fuese Pedro Díaz el damnificado, sino Manu García. Con toda seguridad, Djukic buscaba dosificar a 'la perla de Mareo', de cara al trascendental derbi del próximo lunes.
La prueba de que el Sporting salió mucho más centrado al choque, fue que no se había cumplido el primer cuarto de hora y los rojiblancos ya habían dispuesto de dos saques de esquina. El Alcorcón por su parte tuvo su ocasión en un balón que se fue rozando el palo de la meta defendida por Mariño, muy seguro en el no excesivo trabajo que tuvo durante los noventa minutos.
Llegó así casi por pura inercia en el minuto 18 el primer gol para los de Djukic, merced a una falta lateral botada con suma precisión por Pedro Díaz (el de Mareo se rehizo de su mal encuentro ante el Dépor), que Perea, en su empeño por evitar el remate de Babin, introduce en su propia portería.
Sin tiempo casi para la reacción, dos minutos después, un buen centro de Nacho Méndez cae a los pies de Uros Djurdjevic, tras un "oportuno" resbalón de un defensor alfarero. El serbio, consigue controlar y con un remate mordido bate a un Dani Jiménez superado por completo ante el nuevo error de su defensa.
Ante semejante mazazo y sin público que pudiera apoyarle, el Alcorcón intentó no obstante reponerse, dando un paso adelante y logrando con ello tres saques de esquina a su favor, aunque sin crear ningún peligro.
Pudo Murilo a la media hora lograr el tercero, pero su empeño en culminar él mismo la jugada, en lugar de buscar un pase atrás para remachar a placer, hizo que la acción quedase en nada.
Se llegó así a la pausa de hidratación, que pareció sentarle mejor al Alcorcón, que hasta el final del primer tiempo dispuso de mayor posesión de balón, con algunos disparos a puerta que fueron bien resueltos por Mariño. No hubo de este modo variación en el marcador y los dos equipos se fueron a los vestuarios con el cero a dos a favor de los sportinguistas.
Djukic aprovechó para hacer su primer cambio, dejando en el banquillo a Murilo (una vez más pensando en el derbi) y dando entrada a Pablo Pérez. El canterano aprovechó la oportunidad para demostrar que sigue siendo un jugador con el que poder contar en lo que queda de competición.
Muy poco se puede decir de una segunda parte que en lo futbolístico fue mala a rabiar. Pero en favor del Sporting se puede decir que se limitó a hacer lo que tenía que hacer: defender con orden el resultado y esperar si acaso una contra con la que cerrar definitivamente el mismo.
Antes de que se cumpliese la hora de juego, Djukic, contrariamente a lo que había hecho en el anterior encuentro en Riazor, ya había realizado tres cambios. Al citado de Pablo Pérez, se unieron el de Manu García por Carmona y el de Cristian por Pedro Díaz. Dado que la primera sustitución se había realizado al descanso, sin implicar con ello interrupción del juego, pudo aún realizar una cuarta permuta, ya en los prolegómenos del partido, entrando Alvaro por Uros.
Con un partido controlado casi a la perfección por el cuadro gijonés, todo pudo haber cambiado en el minuto 73, de haber acertado Sandaza (sorprendió su suplencia tras su gran actuación ante los maños) en su remate, al que respondió Mariño con la que fue la parada del partido. La jugada venía precedida de una absurda pérdida de balón en el centro del campo de Javi Fuego. El poleso, de los apercibidos sobre el césped de Santo Domingo, se perderá el derbi tras haber visto la tarjeta amarilla unos minutos antes de esa acción que pudo resultar clave.
En definitiva victoria importantísima y más que merecida para el Real Sporting, que de este modo se coloca a tan solo tres puntos de los puestos de playoff. Con 45 puntos en su casillero y con la salvación mucho más cerca, es lógico que con 9 jornadas aún por disputarse, el objetivo se pueda definitivamente fijar en mirar hacia arriba y no hacia abajo. Algo que por otra parte era lo estipulado al inicio de la temporada.
Y para hacer soñar de verdad en esa posibilidad, nada mejor que vencer al eterno rival en la próxima jornada. Un eterno rival que llegará a la vera del río Piles a 8 puntos del Sporting y metido de lleno en la lucha por la salvación. Los de Djukic podrían así matar dos pájaros de un tiro en el caso de lograr la victoria. Nada podría hacer más feliz a una parroquia rojiblanca, en el primer derbi de la historia sin público.
 
Post Scriptum: no ha sentado nada bien a tenor de lo que se puede entrever en las redes sociales, la decisión por parte del Real Sporting de poner en venta mascarillas y gel desifectante con los colores del club, sin que se sepa ningún fin altruista. Quizás podría haber sido una oportunidad de oro para haber en parte apaciguado el cabreo que aún persiste en los abonados sportinguistas, por la propuesta del Consejo para compensar los partidos a los que en principio no podrán asistir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook