Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laterales con recorrido y gol

Más de la mitad de los carrileros del Sporting en este siglo marcaron al menos un tanto

Javier Dorado.

Javier Dorado. LNE

Unai Medina tomó el pasado lunes el relevo a Javi Noblejas, el último lateral del Sporting que consiguió hacer un gol, que lo logró en un partido de Copa del Rey ante el Valencia. Con Unai Medina ya son 19 los carrileros del conjunto rojiblanco que han conseguido celebrar al menos un gol en lo que va de siglo. Y su caso no es una excepción, porque el 60% de los laterales del Sporting desde el año 2000 han logrado al menos un tanto: 18 sobre 30. O lo que es lo mismo, más de la mitad.

Los más atinados han sido Canella e Isma López, con ocho tantos cada uno. Aunque en el caso del navarro también actuó en algunos partidos como extremo. Les sigue con cinco Lora, que también actuó como mediapunta y extremo al principio de su etapa en el Sporting. Y tras ellos aparecen con cuatro tantos Rafa Sastre, que se reconvirtió a lateral también a su llegada a Gijón; y Douglas, con tres, y todos ellos en la misma temporada.

De los treinta laterales, doce de ellos se quedaron sin marcar. Molinero se encuentra en esa lista, aunque aún tiene dos partidos para estrenarse como goleador en el Sporting, ya que acaba contrato, no ha renovado, y el club no cuenta con la intención de ampliar su vinculación, salvo giro inesperado. Una situación idéntica a la de Damián Pérez, cuyo contrato también expira. O Carlos Cordero, aunque en su caso está vinculado para la próxima campaña.

Los otros nueve laterales sin tantos son Blin, Raúl Cámara, Damián Suárez, Pedro Orfila, Vranjes, Graff, Borja, Noel Alonso y Juanmi. Y salvo Raúl Cámara, que estuvo cuatro cursos, el resto apenas estuvieron como máximo dos campañas.

Uno de los goles para enmarcar fue el que consiguió Dorado. Apenas logró marcar dos tantos en la cantera del Madrid, aparte de los dos que consiguió en Gijón. Y uno de ellos fue en un triunfo por 5-3 ante el Racing de Ferrol, en el que su tanto llegó desde el centro del campo. "Acababan justo de expulsar a Cobas. Hubo un momento de revuelo, nos devolvieron el balón de un saque de banda el rival, vi que el portero del Racing de Ferrol estaba adelantado y protestando, y aproveché para tirar. Lo vi adelantado, no me lo pensé y según salió el balón me di cuenta que le había pegado muy bien y que podía entrar", rememora el que lateral izquierdo del Sporting durante cuatro campañas.

"En mi caso me costaba siempre mucho chutar a puerta, era más de buscar al compañero. Y a mi hijo, que juega de lateral, le sucede algo parecido. Mi hermano me lo dice, que es igual que yo", explica el exjugador de Sporting, Mallorca, Rayo o Real Madrid. Con el conjunto blanco, además, Dorado formó parte de la plantilla que se alzó con la séptima Copa de Europa merengue, y con la prima que recibió montó los dos negocios que tiene a día de hoy: una empresa de camiones y tres parques infantiles de ocio.

Dorado, desde Mallorca, sigue de cerca al Sporting. "Me recuerda mucho a mi época, de estar siempre muy cerca, pero a la hora de dar el paso adelante fallábamos", comenta Dorado.

Compartir el artículo

stats