27 de julio de 2020
27.07.2020
La Nueva España

Mareo pide más tiempo

Fuego y Manu fueron los únicos criados en la cantera del Sporting que gozaron de continuidad

27.07.2020 | 01:03

El banquillo del Sporting de esta temporada volvió a tener dos inquilinos: José Alberto y Djukic. Ni el asturiano ni el serbio apostaron en demasía por el producto de Mareo, ya sea por aquellos criados desde pequeños en la cantera del Sporting, como por aquellos que llegaron directamente al filial desde otros equipos para completar su formación. De hecho, de los 22 jugadores con contrato en el Sporting para la próxima temporada, Javi Fuego y Manu García fueron los futbolistas con pasado en las categorías inferiores rojiblancas que gozaron de más minutos. El veterano centrocampista poleso participó en 34 partidos y jugó 2.310 minutos. Cifras algo inferiores a las del futbolista procedente del Manchester City, que ingresó en el campo en 40 de los 42 encuentros de Segunda y jugó 3.082 minutos. De hecho, fue el que más jugó de todos los trece canteranos que aún tienen contrato.

Que Fuego y García sean los dos jugadores formados en Mareo con más minutos demuestra que la apuesta del Sporting de esta temporada por el producto autóctono no ha sido muy arriesgada. El centrocampista, a sus ahora 36 años, regresó doce temporadas después para llevar la batuta del nuevo proyecto en El Molinón. Su vuelta generó ilusión entre los aficionados sportinguistas al tratarse de un futbolista sobradamente conocido y contrastado en el fútbol de élite tras su paso por el Villarreal, el Valencia y el Espanyol, entre otros. Lo mismo sucede con Manu García, que no solo llegó avalado por su paso por las distintas categorías inferiores del Manchester City de Pep Guardiola, sino porque costó cuatro millones de euros, lo que le convirtió en el fichaje más caro de la historia rojiblanca. Pero tras ellos, el número de minutos se diluye. Solo Cristian Salvador, con 29 participaciones y 1.971 minutos jugados en Liga, se acerca a Fuego y a García. El zamorano jugó 19 partidos completos. El último, ante el Albacete en el Carlos Belmonte en la jornada 39. Esa tarde el Sporting sacó solo un punto en tierras manchegas y prácticamente dijo adiós a todas sus opciones reales de jugar la promoción de ascenso a Primera División, a pesar de que contó con aspiraciones matemáticas hasta el duelo contra el Extremadura.

En la siguiente escala de minutos se encuentran hombres con ya varias temporadas en el primer equipo, como Nacho Méndez, 1.594 minutos repartidos en 28 participaciones; Pedro Díaz, 1.197 minutos en 28 participaciones y Pablo Pérez, 1.024 minutos en 26 encuentros en los que llegó a saltar al césped. Cordero, que se lesionó en enero, superó la barrera de los mil con 1.150 minutos jugados en todo el curso. Jugó catorce partidos, doce de ellos como titular.

A la cola se sitúan un buen puñado de jugadores con contrato para el próximo curso. Bogdan, que se perdió parte de la temporada por una lesión cuando se había ganado la titularidad, jugó solo 753 minutos. El caso más llamativo fue el del central Borja López, que, a pesar de su vitola de titular, solo jugó 872 minutos. Isma Cerro, cedido en el Badajoz, contó con 325 minutos, mientras que José Gragera, llamado a ser importante el curso próximo, tuvo 173 minutos repartidos en cuatro participaciones. Cierra la tabla el portero cubano Christian Joel, que no llegó a debutar en Liga. Su único partido con el primer equipo este año fue en Copa del Rey en la infausta eliminatoria contra el Zamora en la que el Sporting fue derrotado por un Tercera, hoy ascendido ya a Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook