DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gol echa de menos a Quini

Villa (20) y Scepovic (23) son los únicos delanteros del Sporting en superar la veintena de tantos en los últimos cuarenta años

El gol echa de menos a Quini

El gol echa de menos a Quini JUAN PLAZA

El Sporting echa de menos a su hombre gol. El paso del tiempo agranda la leyenda de Quini y subraya la dificultad de encontrar a un futbolista que se acerque mínimamente a sus extraordinarias cifras de cara a puerta. La falta de puntería, una de las principales causas por las que el equipo se quedó fuera de la lucha por el ascenso en la temporada que acaba de terminar, empieza a convertirse en algo crónico que los implacables datos demuestran. David Villa (20) y Scepovic (23), ambos en Segunda División, han sido los únicos en alcanzar la veintena de tantos desde que El Brujo superara por última vez las dos decenas de goles con la camiseta del club que marcó su vida. 24 en la temporada 1979-80. Fue en Primera. Valió un "Pichichi".

La prueba de los problemas del Sporting para encontrar un delantero de referencia se resume en el perfil del máximo goleador de la temporada que acaba de echar el cierre. Aitor García, con siete tantos, terminó como el futbolista rojiblanco con más dianas actuando durante toda la campaña como extremo. No es el primero que lo consigue partiendo de esa posición. Tampoco será el último. Hay que remontarse a la campaña 1997-98, la del dramático descenso a Segunda, para encontrar al último jugador que haya conseguido ser el máximo artillero del equipo con un cifra igual o inferior: Tcherishev (6).

El Sporting afronta un verano de necesarias reformas en su plantilla que comienzan en la necesidad de renovar su frente en ataque. A la búsqueda de extremos que doten al equipo de la verticalidad que demandan Javi Rico y David Gallego, se añade un giro en los responsables del gol, con Álvaro Vázquez como principal candidato a cambiar de aires, sin descartar a Djurdjevic. Once goles sumaron entre ambos en la temporada que acaba de terminar.

Los últimos atacantes en acercarse a la veintena de tantos fueron Michael Santos (17) y un histórico de las áreas, Julio Salinas (18). El primero lo hizo hace tres temporadas, en Segunda División, un año en el que el equipo disputó también por última vez la promoción de ascenso. Salinas lo logró en la 1995-96, con el añadido de hacerlo en Primera y en un equipo que estaba peleando por escapar del descenso.

Entre unos y otros, Villa ya había prometido asumir la herencia del gol en su irrupción en el primer equipo, firmando 18 tantos que, a la temporada siguiente, igualó y añadió otros dos. En ambos casos, con la Segunda División como escenario de su despegue. El último gran goleador que pasó por Gijón fue el serbio Stefan Scepovic, brillante en su primera etapa, la de la 2013-14, y discreto en la segunda, la de la 2017-18. Aún así, en una vuelta, el tiempo que permaneció en el equipo, hizo cuatro goles.

Compartir el artículo

stats