21 de agosto de 2020
21.08.2020
La Nueva España

Toni Clavero: equilibrio, diálogo y paciencia

"Es muy meticuloso y estudioso, nunca puede estar parado", afirman excompañeros del segundo entrenador de Gallego

21.08.2020 | 00:45
Toni Clavero dirige una sesión de pretemporada en Mareo.

La división en grupos de trabajo, con la que el Sporting se vio obligado a trabajar hasta esta semana, provoca que figuras como la del segundo entrenador adquieran un papel determinante a la hora de tener un mayor control y coordinación de los grupos de entrenamiento. Así le sucedió al inicio de esta atípica pretemporada a Toni Clavero (Barcelona, 1985), mano derecha de David Gallego. Una figura clave para el entrenador rojiblanco, con el que creó su idilio durante la etapa en la que coincidieron en la cantera y primer equipo del Espanyol. "Es muy profesional, le faltan horas al día para el trabajo, es muy meticuloso y maneja muy bien el apartado físico y motivacional", explica Antonio Uceda, analista en el club perico junto a Gallego y Clavero. "Es muy trabajador, lo tiene todo estudiado, no deja nada a la improvisación", señala David Charcos, que era preparador físico en el conjunto catalán.

Toni Clavero, diplomado en Ciencias de la Actividad Física, es docente de la Federación Catalana y trabajó una década, desde el año 2010 hasta este mismo curso, en las categorías inferiores y el primer equipo del Espanyol. "Es muy estudioso, no puede estar parado, ha hecho cursos de inglés y se renueva en todo momento, es de los que aprovecha los viajes para leer mucho y formarse", afirma el preparador físico de la etapa de Clavero en el club catalán. Clavero cuenta además con el título de entrenador nacional UEFA PRO y ejerció como segundo entrenador en el Querétaro FC de máxima categoría del fútbol mexicano.

Del ayudante de David Gallego en el Sporting destacan su capacidad para coordinar grupos y plantear actividades. "Es capaz de funcionar en segundos, de activar las tareas que tiene en mente", destaca Uceda. Una idea que también transmite David Charcos: "Tiene la virtud de ser dialogante y saber, trabajar con él es muy fácil". Ese rasgo explica además que le hace ser un nexo en un grupo. "Es muy serio, tranquilo y directo. Huye totalmente del conflicto, es más de razonar y explicar bien las cosas para que se entiendan", afirma Uceda.

Con Gallego forma un gran tándem. "Está muy convencido con su trabajo. Cuando le llamó para unirse a él en el filial del Espanyol dejó atrás una cantidad de opciones profesionales importantes", explica el analista junto a Clavero en la entidad perica. "Le aporta al cuerpo técnico mucho equilibrio y paciencia, es muy sincero cuando habla, y puede explicar una cosa hasta 20 veces para justificar el motivo por el que lo hace así", incide Charcos.

En el plano personal, Toni Clavero disfruta con el fútbol y el deporte, tiene mucho cariño a su perro, un bulldog francés por el que tiene devoción, y le encanta salir a correr. Tampoco falta a su cita con el gimnasio. "Está muy delgado y esquelético por el deporte que hace y porque come muy bien, se cuida mucho", afirma Uceda.

Ahora, tras no tener fortuna en el Espanyol, donde la etapa de Gallego y Clavero en el equipo finalizó de forma precipitada, ambos prueban fortuna en el Sporting. "Están súper motivados. Saben lo que es la cantera de Mareo para un equipo profesional. A David Gallego nunca le ha temblado el pulso con los jugadores jóvenes si rinden, y en Gijón no será menos. Va a ser una etapa importante para ellos, ojalá les salga bien", cuenta David Charcos.

"Es el sitio idóneo para ellos si se tiene tranquilidad y paciencia. En el Espanyol el problema fue que se apostó por alguien de la cantera, que estaba capacitado de sobra, y le dieron solo ocho partidos pese a que primaba lo de casa", concluye Antonio Uceda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook