Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sporting y Mallorca, únicos sin fichajes en Segunda a nueve días de iniciar la Liga

Los rojiblancos solo pueden usar para firmar el 25% del sueldo de un jugador que cause baja hasta cumplir el tope

Sporting y Mallorca, únicos sin fichajes en Segunda a nueve días de iniciar la Liga

Sporting y Mallorca, únicos sin fichajes en Segunda a nueve días de iniciar la Liga

El Sporting espera su momento en el mercado. A poco más de una semana para el inicio de la Liga, los rojiblancos son, junto al Mallorca, el único equipo de Segunda sin fichajes. Sólo una cara nueva ha registrado: la de su entrenador. El conjunto gijonés cuenta con el

El Alcorcón y el Mirandés del exrojiblanco José Alberto López son los dos equipos de Segunda División que más incorporaciones han registrado en lo que va de mercado. Ambos equipos suman diez altas -incluyendo a sus nuevos entrenadores- y ambos tienen todavía por delante varios puestos pendientes de cerrar, como es el caso de la amplia mayoría de los equipos de la categoría. Más allá de las diferencias del número de movimientos entre unos y otros, la realidad es que le mercado camina más lento que en temporadas anteriores y cuenta con las singularidades añadidas del contexto social, marcado por el covid-19.

Lo ajustado del margen económico en el que se mueve el Sporting invita a estudiar a fondo cada movimiento. El club busca destino a los seis futbolistas que no entran en los planes de Gallego: Hernán Santana, Isma Cerro, Unai Medina, Traver, Cordero y Neftali. Entre todos ellos, la ficha más alta es la del centrocampista canario, que a diferencia de mercados anteriores, está abierto a negociar su marcha este verano. El club rojiblanco, en el caso de su salida, sólo podría emplear el 25% de su sueldo para un nuevo jugador. Necesita más que eso para poder abordar una entrada.

La salida de Hernán no sería suficiente para poder concretar una llegada como la de Mboula, aunque el Mónaco esté dispuesto a dar facilidades en cuanto al pago del salario del extremo catalán. Para ello, el club rojiblanco debería concretar prácticamente todas las salidas de los seis jugadores situados como descartes. Al menos, para poder empezar a hacer números. Eso, o acometer la venta de uno o varios jugadores. Ninguno es intransferible.

El panorama actual va camino de otro escenario que ya está empezando a activarse en Primera y Segunda: negociar la reducción de sueldo de los futbolistas. Los primeros pasos en esa dirección ya se han visto llevar a efecto, bajo la fórmula de las ampliaciones de contrato. Los clubes plantean al futbolista cobrar la misma cantidad, pero en más años, lo que permite adelgazar el salario de cada temporada.

El siguiente movimiento, más agresivo, empieza a tomar cuerpo. El inicio de la pandemia ya desencadenó que varios clubes, antes de acogerse a un ERTE, pactaran con los futbolistas una reducción del sueldo, que en la mayoría de los casos giró en torno al 10 y el 25%. El paso de los días, las circunstancias de cada club y la necesidad de cumplir con el tope marcado por la Liga puede llevar a muchos a terminar planteando a la totalidad de sus futbolistas una rebaja común.

En el Sporting, por el momento, se trabaja en poder aumentar la cifra de ingresos y reducir gastos, asumiendo que se acometerá al menos una salida en forma de traspaso. El club sigue dando preferencia a agilizar la marcha de los jugadores que no entran en los planes del entrenador. No se advierte desde el conjunto gijonés, hasta ahora, la necesidad concreta de activar una nueva negociación para pactar una rebaja salarial, como sucedió en abril. Tampoco se descarta. El mercado cierra el 5 de octubre. Un mes en el que pueden pasar muchas cosas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats