16 de septiembre de 2020
16.09.2020
La Nueva España

El Sporting acelera las salidas, pero sigue sin poder firmar a Mboula

La marcha de Isma Cerro, tras Cordero y Unai, tampoco permite al club inscribir al que sería su primer fichaje para esta temporada

16.09.2020 | 00:24
Isma Cerro, ayer en Mareo, tras rescindir su contrato con el Sporting.

El Sporting acelera la operación salida, pero sigue siendo insuficiente. Las oficinas de Mareo han tenido más trajín en lo que va de semana que en todo el verano, pero el trabajo de la dirección deportiva rojiblanca continúa sin poder cristalizar en el apartado de fichajes. La marcha de Isma Cerro ayer rumbo a la Segunda División B española no permite aun cuadrar las cuentas. El Sporting suma hasta el momento, en esta ventana de fichajes estival, tres salidas: la del propio Cerro, Unai Medina y Cordero. Unos movimientos que siguen siendo estériles para poder acometer la primera incorporación del curso, el extremo catalán Jordi Mboula, que en la tarde de ayer seguía en Mónaco. Para que la operación llegue a buen puerto y el prometedor futbolista juegue en Gijón esta temporada es irrenunciable la marcha de Hernán Santana, que sigue sin firmarse.

El club gijonés tiene que hacer un esfuerzo económico más para poder hacerse con los servicios del joven atacante, la pieza que le falta al técnico rojiblanco David Gallego para poder desarrollar su estilo de juego, que necesita de dos bandas verticales e incisivas, un perfil que en el primer equipo rojiblanco actualmente solo encarna Aitor García. Mboula sigue decidido a jugar en Gijón, y su entorno valora positivamente todo lo que rodea al club gijonés. Pero el que fuera canterano del Barça tiene más ofertas encima de la mesa por si la del Sporting no llega a satisfacer sus pretensiones, que no son bajas. De hecho, su cesión para jugar en Gijón esta temporada que acaba de empezar pasa en gran medida porque el Sporting y el AS Monaco, club al que pertenece, lleguen a un acuerdo para que el club monegasco pueda hacerse cargo de parte de su ficha.

Pero antes la bola está en el tejado de las oficinas de Mareo. Las tres salidas que hasta ahora lleva el equipo podrían ser inútiles para acometer el fichaje de Mboula si no se realiza alguna más. Los tres jugadores que dejaron el club han liberado una masa salarial escueta, por lo que hace falta una salida de mayor calado. Y los focos apuntan, como llevan haciendo todo el verano, a Hernán Santana.

El centrocampista canario está tensando la cuerda al máximo para intentar que sus pretensiones económicas se cumplan. A efectos, no quiere renunciar al año de contrato que le resta, que quiere que se le abone. Mientras, el Sporting necesita desembolsar la menor cantidad posible de dinero, para así poder cuadrar mejor sus cuentas y que el organismo de control financiero de La Liga le permita inscribir cuanto antes a Jordi Mboula.

Los que sí que ya dejaron la disciplina rojiblanca son Unai Medina, que ayer firmó por el Logroñés para las próximas dos temporadas, e Isma Cerro. El atacante extremeño se despidió ayer por la mañana de sus compañeros en Mareo tras desvincularse del Sporting. Cerro, que había llegado al filial rojiblanco en la temporada 2017-18, llegó a jugar 13 partidos con el primer equipo, anotando dos goles. Un bagaje que hace que tenga buen cartel en la categoría de bronce del fútbol español, donde podría recalar en el Andorra.

En una carta de despedida que colgó en sus redes sociales, Cerro agradeció el aliento de los aficionados rojiblancos, remarcando que "es un orgullo haber sentido vuestro apoyo en el Templo". También tuvo palabras para el club: "Gracias por darme la oportunidad de jugar en una liga profesional". Y especialmente para el equipo médico que le trató tras la grave lesión que sufrió en la rodilla en el Carlos Tartiere, frente al Oviedo. "Gracias a vosotros sigo disfrutando del privilegio de sentirme futbolista", ensalzó. Tras desear suerte a sus ya excompañeros para este curso concluyó asegurando que "aquí siempre tendréis a un sportinguista más apoyando".

Por otra parte, el que fuera entrenador del Sporting, José Alberto López, desveló ayer en una entrevista en Radio Marca que habló con el director deportivo rojiblanco para fichar un jugador del Sporting que "no era un descarte". El preparador asturiano, actualmente en el Mirandés, aseguró que "sabía lo que quería", pero descartó dar nombres. En cuanto al Sporting, José Alberto aseguró que "tiene un buen equipo para pelar por todo" sobre todo tras la primera victoria liguera, ya que "el resultado positivo le va a ayudar a crecer, construir e ir generando lo que quiera el equipo". Sobre la falta de fichajes remarcó que "están trabajando para hacer el mejor equipo posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook