El Sporting, que regresó el domingo por la noche en avión de Cartagena, se ejercitó ayer por la tarde en Mareo, en una sesión regenerativa, de menor ritmo para los que jugaron el pasado domingo más minutos. El buen inicio, con seis puntos sobre seis posibles, no hace bajar la guardia a David Gallego, que ha planificado una semana sin descanso para la plantilla, que trabajará sin interrupción en Mareo hasta el viernes, de cara a preparar el partido del sábado ante el Girona en El Molinón (18.15 horas).

El choque será además el primero del curso para el conjunto catalán, que como jugó al término de la pasada campaña el play-off por el ascenso -en el que cayó derrotado al final ante el Elche-, ha gozado de más descanso.

El Sporting volverá a ejercitarse esta mañana en Mareo.