Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pulso con Nacho Méndez crece: lleva una semana trabajando en solitario

El Sporting decide que el luanquín se ejercite parte de las sesiones al margen ante su decisión de no responder a la oferta de renovación

Carmona, Nacho Méndez, Pablo Pérez y Manu García, antes de iniciar el entrenamiento de ayer.

Carmona, Nacho Méndez, Pablo Pérez y Manu García, antes de iniciar el entrenamiento de ayer. MARCOS LEÓN

El pulso entre el Sporting y Nacho Méndez se mantiene e incluso adquiere más fuerza. La falta de respuesta del luanquín, que ha pedido tiempo a la oferta de renovación presentada hace meses, ha provocado que Nacho Méndez lleve más de una semana trabajando de forma parcial al margen del grupo. David Gallego le citó en la primera jornada de Liga ante el Logroñés, pero Nacho Méndez, que ya se había quedado fuera del amistoso ante el Celta que cerró la pretemporada, ni siquiera salió a calentar en ningún momento. Tras ese partido, Nacho Méndez pasó a ejercitarse solo en el primer tramo del entrenamiento junto al resto de sus compañeros, en un periodo de unos quince o veinte minutos, para después realizar un trabajo específico en solitario. Una situación que volvió a repetirse ayer, y que hace que las diferencias que existen entre las dos partes aumenten un poco más.

Ayer, tras una fase inicial de trabajo en el gimnasio, la plantilla saltó al campo número 5 para ejercitarse. Tras el calentamiento y unos ejercicios de balón, David Gallego pasó a dirigir una serie de ejercicios con balón, simulando una especie de partidillo, con dos equipos. Y ahí Nacho Méndez pasó a trabajar ya en solitario. Debido a las circunstancias sanitarias actuales, por el protocolo del covid-19, el equipo se ejercita a puerta cerrada en Mareo. Solo se permite los primeros minutos acceder a los medios de comunicación gráficos para tomar imágenes, un momento en el que se aprecia a Nacho Méndez trabajando con normalidad junto al resto de sus compañeros.

El jugador, pese a la situación actual, en la que tiene que ejercitarse al margen, se encuentra en perfecto estado físico, trabajando a la espera de contar con su oportunidad. Nacho Méndez sigue firme en su idea de tomar algo de tiempo para decidirse a responder a la oferta presentada por el club, ya que quiere esperar a ver cómo se desarrolla la temporada, después de tres campañas en las que han pasado cinco entrenadores por el banquillo rojiblanco, para tomar una decisión. La visión del futbolista es que el tiempo pedido para dar una contestación se debe a una cuestión de proyecto y no económica.

El Sporting, por su parte, ha querido actuar ante lo que entiende que se trata de una negativa a continuar. El futbolista encara su última temporada con contrato, y en el club no ven con buenos ojos que acabe yéndose libre al final del curso. Como medida de presión por el momento el jugador se ha quedado al margen de los planes de David Gallego, pese a que el técnico reconoció al término del partido de Cartagena el pasado sábado que "es un jugador más, decidimos que esta semana entrasen otros compañeros", en alusión a su ausencia en la citación para jugar en Cartagonova.

A menos de dos semanas para el cierre del mercado de fichajes, y tras no contestar Nacho Méndez al Sporting a la oferta en los plazos que había fijado la entidad, el club ha decidido mantener su firmeza en su postura y dejar trabajando al margen de forma parcial al centrocampista. Parece difícil también que el conflicto pueda desestancarse con el futbolista haciendo las maletas antes del 5 de octubre. Aunque ningún escenario está cerrado. En el Sporting han tratado de esconder esta situación de que el jugador trabaja al margen, mientras el futbolista también guarda silencio y se mantiene paciente trabajando.

Al igual que Nacho Méndez, también efectúan otra serie de ejercicios al margen Santana, Traver o Neftali, jugadores que no entran en los planes de David Gallego, y cuya salida sigue parada, a la espera de que encuentren acomodo en otros clubes como Unai Medina, Isma Cerro o Cordero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats