25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Nueva España

Kompany rehabilita a Vranjes

El ex sportinguista vuelve a jugar dos años después con el Anderlecht

25.09.2020 | 13:46
Vranjes, en el centro, en su etapa en el Sporting. | LNE

El defensa bosnio Ognjen Vranjes (Banja Luka, 1989) ha vuelto a disputar un partido con el Anderlecht de Bruselas, equipo en el que no jugaba desde diciembre de 2018 por decisión de su nuevo entrenador, el ex futbolista Vicent Kompany. Vranjes formó parte del Sporting en la temporada 2016 y disputó un total del once partidos. Su trayectoria está marcada por asuntos extra deportivos y por la fuerza con la que se emplea en el terreno de juego, por lo que resulta expulsado con cierta frecuencia.

Vranjes había fichado, procedente del AEK de Atenas, por el Anderlecht en 2018, pero solo participó en 14 partidos antes de caer en desgracia a causa de su comportamiento dentro y fuera del terreno. Lleva tatuado en un brazo la figura de un controvertido militar bosnio de la II Guerra Mundial próximo a los nazis y se ha visto involucrado en una polémica con una cantante de su país, incluyendo fotografías suyas sin ropa. Todo ello dio lugar a que Prosinecki, cuando era seleccionador bosnio, decidiera apartarlo del equipo nacional y, de hecho, no ha vuelto a jugar con su país.

El estilo de Vranjes es la antítesis de Kompany, también defensa central de la selección belga y del Manchester City, que se ha retirado este mes en el Anderlecht, club del que ahora es el primer entrenador. El Anderlecht es un histórico de la capital belga, venido a menos. Kompany, que era un defensa elegante y con gol, admirador de Pep Guardiola, alineó por sorpresa a Vranjes el fin de semana y lo recuperó después de que el futbolista tuviera que volver cedido al AEK la temporada pasada ante la falta de oportunidades en Bélgica.

Sorprendido también por su repentina rehabilitación tras casi dos años, Vranjes ha declarado a los medios belgas que tiene una actitud más calmada dentro y fuera del campo y que las polémicas sobre su vida privada "son cosas del pasado" y prefiere no hablar de ellas. El Anderlecht parece más encaminado en este campeonato respecto a la Liga pasada, en la que no llegó a situarse entre los seis mejores equipos que son los que se disputan entre sí el título.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook