El Sporting alteró ayer su plan de trabajo. En un principio la sesión estaba fijada para disputarse en El Molinón. Después se cambió a Mareo. Y finalmente, debido al temporal, la plantilla trabajó aislada del frío y el agua en el gimnasio. David Gallego volverá a trabajar esta mañana con el equipo en Mareo. Después de la sesión dará la lista de convocados y por la tarde el equipo viajará en avión hacia en Almería, donde el Sporting jugará mañana a las 18.15 horas. Para el partido el técnico rojiblanco está pendiente de los jugadores que arrastran molestias, como Pablo Pérez, que se unió a los ya tocados Cristian Salvador y Pelayo Morilla. A ellos se les une además Nacho Méndez, que trabaja al margen.