Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENZO FERRERO | OVIEDO, 1; SPORTING, 2 (29-5-77) | ASÍ GANÉ EL DERBI

Cuando un gol de ascenso pasa desapercibido

Enzo Ferrero celebra un gol.

Enzo Ferrero celebra un gol. LNE

El derbi del 29 de mayo de 1977 se recuerda especialmente por el gol de Quini a Dujkovic, del que surgieron dudas sobre el guardameta serbio del Oviedo, pero pasó más desapercibido el de Enzo Ferrero, que supuso el 1-2 en el minuto 84 y aseguraba el ascenso del Sporting a Primera División, a la vez que acababa con las esperanzas azules. El argentino, protagonista de la edad de oro del Sporting, lo tiene muy fresco en la memoria.

"Ameneció un día muy feo, con mucha lluvia, y el campo estaba mal, con agua al principio y después embarrado. Faltaban dos jornadas y el empate nos valía para ascender. Pero ganando nos proclamamos campeones".

"Como el Oviedo necesitaba ganar para seguir con opciones, en el segundo tiempo se volcó buscando el segundo gol. Así que aprovechamos los huecos para montar un contragolpe. Hice una pared con un compañero, no recuerdo quien, y desde el borde del área la puse en la escuadra".

"Claro que lo celebramos. Un derbi siempre es un derbi y, además, aquel valió un ascenso. Hubo alegría en el vestuario, pero después del partido cada uno a su casa. Lo festejamos con nuestras familias. Durante la semana sí hubo celebraciones por volver a Primera División, aunque nos quedaba el último partido que, por cierto, perdimos contra el Jaén 0-2. Pero el trabajo ya estaba hecho".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats