Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcorcón 1 - 2 Sporting

Otro salto de gigante

Los tantos de Djurdjevic y Aitor acomodan al Sporting en ascenso directo tras mantener vivo a un débil Alcorcón que pudo acabar ampliamente goleado

25

Alcorcón 1 - 2 Sporting LOF

El día en el que Djuka, Aitor y Manu García desperdiciaron tres mano a mano de los que se pagan y el divino Mariño, tantas veces salvador, se hizo terrenal, el Sporting fue capaz de ganar otra vez. Los rojiblancos salieron ayer de Santo Domingo asentados en zona de

Es probable que el resultado diga que a pesar de que el Sporting perdonó mucho, los errores de un Alcorcón penúltimo y con parte de la plantilla mermada por casos de “falsos positivos” de covid-19 fueron más groseros. Sin ánimo de añadir ni restar méritos, no se le puede quitar a los rojiblancos el valor de estar donde está tras nueve jornadas e ir creciendo en un juego que en Santo Domingo alcanzó un gran nivel durante la primera parte. Marchar segundos no es lo único aplaudible. La forma invita a creer que las palabras de Gallego, aquello de que queda aún mucho margen de mejora, acabe haciendo posible prolongar la ilusión durante la temporada.

Manu, Pedro y Gragera se adueñaron del partido

decoration

Mandó el Sporting en una primera parte con Manu García, Pedro Díaz y Gragera convirtiendo protagonismo en constante. Los tres rojiblancos fueron dueños de Santo Domingo, con el primero de ellos dejando detalles de fútbol de otra categoría. Ver autopases iniciados con el exterior, de espaldas a un rival superado por el balón por un lado y por el contrario por otro; o controles orientados convirtiendo en sencillo la dificultad de, en pleno movimiento, dejar muerto el balón con el muslo en la zona más concurrida del verde, el punto exacto del centro del campo, es gran privilegio en una Segunda de defensa y balón parado. Así empezó a ganar el partido el Sporting.

Los rojiblancos, con Manu percutiendo sobre Dani Jiménez a los tres minutos, mantuvieron el control y el tempo, con el añadido de una marcha más en la velocidad a la circulación del balón. La defensa alfarera empezó a temblar y rompió por uno de sus futbolistas más veteranos, el exoviedista David Fernández, reducido a mínimos por un Djurdjevic tan voluntarioso como nublado en el área. El serbio tuvo la primera clara en una mala entrada del defensa local que le dejó solo ante el portero y el añadido de la llegada en carrera de Cumic para auxiliarle. Eligió el disparo, tan centrado como fácil para Dani Jiménez.

Los rojiblancos perdonaron al menos tres claras ocasiones, con David Fernández desbordado

decoration

Alcorcón y Sporting hicieron bueno lo de los goles perezosos, la estadística que les sitúa como los únicos equipos que sólo marcan en las segundas partes. Tras el descanso vinieron los tres tantos del partido y pudieron caer bastantes más, sobre todo del lado visitante. Pedro Díaz tomó el testigo de Manu para hacer estirarse al equipo en un partido de mayor ida y vuelta, en buena medida por el paso adelante de los madrileños para incomodar la salida de balón rojiblanca. Favoreció a los de Gallego, que acabaron cazando el gol en la acción menos esperada, como suele ser habitual en su protagonista, Djurdjevic. Un saque de banda, con el serbio fajándose con David Fernández, acabó en un envenenado pase de Gaspar a la espalda de la defensa al que Djuka sacó petróleo tras escapársele el primer control y ganar después la carrera a su marca y al portero.

El tanto puso justicia y encarrilló un encuentro al que el Sporting le pudo poner la puntilla en los siete minutos siguientes con tres claras y sucesivas ocasiones: Djuka se volvió a quedar mano a mano con el portero y acabó estrellando el balón en el muñeco; Aitor repitió lo visto en el serbio tras gran asistencia de Saúl García y Manu, después de robarle la cartera a un David Fernández sobrepasado, tiró fuera otro gol cantado. Y entonces, Sosa, el mejor del Alcorcón, armo la pierna desde la izquierda para sorprender a Mariño en un balón que debió ser suyo y se convirtió en su primera concesión de la temporada. Apretó entonces el acelerador un Sporting que cuatro minutos puso el segundo y definitivo en un gran movimiento de Álvaro Vázquez para que Pedro encontrara solo a Aitor. El de Gibraleón, con derecha, encontró el hueco justo para superar a Dani Jiménez y hacer a los rojiblancos dar otro salto de gigante para reafirmar su candidatura al ascenso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats