Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“La ilusión de triunfar en el Sporting es permanente si eres gijonés”

Novoa, García Cuervo y Abelardo comparten el enfoque de entrenador y jugador de cuna rojiblanca: “Este año sí se puede pelear por el ascenso”

Una foto para el recuerdo. Arriba, por la izquierda, Chus Bravo, Marcelino, Arturo, García Cuervo, Villa, Iván Míner, Juanjo, Lara, Isma, Pedro, Manolo y Noel Alonso. Abajo, por la izquierda, Salva, Acebal, Eloy e Iván Iglesias, en el “Elogio del Horizonte”. | |  JUAN PLAZA

Una foto para el recuerdo. Arriba, por la izquierda, Chus Bravo, Marcelino, Arturo, García Cuervo, Villa, Iván Míner, Juanjo, Lara, Isma, Pedro, Manolo y Noel Alonso. Abajo, por la izquierda, Salva, Acebal, Eloy e Iván Iglesias, en el “Elogio del Horizonte”. | | JUAN PLAZA

No son casos habituales, lo que agranda su dimensión dentro de los más de cien años de historia del Sporting. José Manuel Díaz Novoa (1-1-1944); Carlos García Cuervo (24-9-1946) y Abelardo Fernández Antuña(19-4-1970) comparten la experiencia de haber dejado huella como futbolistas y entrenadores del conjunto rojiblanco

Gijón y Sporting. “Llegar al Sporting es el objetivo de cualquier chaval de Gijón que le gusta el fútbol”, señala Carlos García Cuervo para iniciar esa aproximación a lo que distingue a un jugador con origen en la capital de la Costa Verde. “Es un sueño a alcanzar y una satisfacción enorme poder conseguirlo”, prosigue Novoa, quien mantiene vivo en el recuerdo aquellas noches interminables de sus primeros pasos como futbolista rojiblanco, en las que resultaba difícil dormir por lo que suponía pisar El Molinón. “El de Gijón siente el Sporting de manera diferente porque lo mama desde niño. Vas al campo de pequeño, creces con el equipo. Sientes mucho más lo que supone y todo lo que rodea al equipo. Lo vives de manera más pasional”, destaca el Pitu.

LA NUEVA ESPAÑA reúne a dieciséis jugadores del Sporting nacidos en Gijón y que llegaron a debutar en Liga Pablo Antuña

La implicación. “El jugador de la casa se identifica más con los colores, sobre todo al principio, pero ojo, no se puede generalizar ni restar valor al de fuera”, recuerda García Cuervo. El exrojiblanco pone ejemplos de “extraordinarios futbolistas y ejemplos de esfuerzo e implicación con el Sporting venidos de fuera como Jiménez, Eraña o Puente, que acabaron viviendo en Gijón. Hasta Paquito quiso que sus cenizas descansaran aquí”. “Dar oportunidades a los jóvenes de aquí siempre ha dado sorpresas agradables en un club como el Sporting. Con 18 años y toda una vida por delante, te entregas”, destaca Novoa. “Que haya muchos jugadores de Gijón, como sucede ahora, es buenísimo y se está demostrando. Conozco a esa generación de La Asunción desde niños. Se ve arraigo y pasión”, comenta Abelardo.

Efecto y cultura. “Es un motivo de satisfacción que el Sporting haya vuelto a la línea que nunca debió dejar”, asegura García Cuervo sobre la mirada a la cantera, obligada en un verano marcado por las limitaciones económicas. “Sin poder hacer grandes fichajes, la suerte es que el Sporting es un club organizado desde la base. No hay que olvidar que no todos los futbolistas que triunfan en el club llegan por convicción, muchos lo hicieron por circunstancias”, apunta Novoa. “Está claro que ver subir a chavales es un premio para ellos y para el esfuerzo de los entrenadores que trabajaron antes con ellos. Da sentido a la filosofía y cultura del club”, comenta García Cuervo. “No es fácil asomar en el primer equipo y rendir de primeras y esta temporada estamos viendo a todos los que prácticamente debutan a un gran nivel. Está siendo clave que el resto de los compañeros los están arropando de una manera positiva, se sienten liberados y salen sin complejos. Todo me recuerda bastante al ascenso de Los Guajes. Ojalá sea así”, asegura Abelardo.

Cómo se sube. “No sé si subiremos a Primera, pero vamos a estar peleándolo”, prosigue García Cuervo para tomar el testigo al Pitu. “Llevan 22 puntos muy merecidos. No se ha visto todavía un rival que haya sido superior al Sporting. El ascenso directo es muy difícil, pero apunta a que acabarán arriba”, contesta Abelardo. “El equipo tiene capacidad para luchar por ello El trabajo del entrenador ha sido importante porque ha hecho que todos y todo encaje. Además, se está viendo un centro del campo, la zona donde se deciden los partidos, con poderío. Pedro Díaz es vital”, subraya Novoa.

Óptica de entrenador. “Es mucho mayor la responsabilidad de entrenador que de jugador”, adelanta ya Novoa para diferenciar los dos roles ejercidos en el Sporting. Y si además eres de Gijón, los tres coinciden en que hay añadidos. “La presión es mayor para el de casa. Primero, porque es difícil abstraerse. Es tu ciudad, donde está tu familia, tus amigos...”, apunta García Cuervo. “Hay una responsabilidad añadida por ser y sentirte de aquí. Es todo más intenso”, comenta Abelardo. “Si vienes de fuera, partes con ventaja”, añade García Cuervo. “Al de Gijón todo el mundo le conoce, ha pasado generalmente por todos los puestos y se le mira con lupa. Siempre le persigue la duda de si estará realmente capacitado”, amplía Novoa. Curiosamente, los tres dirigieron al filial rojiblanco antes de triunfar como entrenadores en el primer equipo.

Rachas y récords. “Lo nuestro pasó hace 40 años, era Primera División y circunstancias distintas”, comenta Novoa sobre las 7 victorias y el empate en diez partidos con las que inició su Sporting la temporada 79-80, números clavados a los del Sporting de Gallego. “Aquel era un equipo hecho que competía por estar en Europa. Éste está en formación. Tiene igualmente mucho mérito lo conseguido”, amplía. “Mejoran actualmente los números que logramos nosotros y me alegro por ello. Para lograr un ascenso hay que hacer muchos puntos. Hay que ser prudentes, pero a este Sporting se le ve en crecimiento”, concluye el Pitu.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats