Nacho Méndez podría perderse lo que resta de 2020. El Sporting comunicó ayer el diagnóstico de la lesión del luanquín: rotura muscular de grado II, localizada en el bíceps femoral izquierdo. La dolencia del rojiblanco se traduce en una baja de entre cuatro y seis semanas, por lo que su vuelta podría prolongarse hasta enero del año que viene. Nacho cayó lesionado el pasado fin de semana, en el encuentro ante el Rayo Vallecano, un partido en el que había regresado a la titularidad ante la ausencia de Manu García, citado con la sub-21. En este caso, el jugador del Sporting superó en la mañana de ayer el protocolo marcado por la Liga para prevenir cualquier riesgo de contagio y durante la tarde se ejercitó ya en solitario en Mareo. Hoy lo hará por primera vez con el grupo tras su participación en los encuentros ante Islas Feroe e Israel, sellados con victoria. No hay novedades en el capítulo del resto de lesionados, lo que hace esperar que el desplazamiento a Mallorca mantenga las bajas de la pasada jornada más la del sancionado Carmona. Cristian Salvador, Marc Valiente y Pablo Pérez continúan trabajando con el readaptador, participando los dos últimos en la charla que dio Gallego sobre el campo antes de iniciar el entrenamiento. Bogdan sigue en Ucrania tras su positivo por covid-19.