“Nos pusimos bien por delante al principio, nos empataron, pero logramos darle la vuelta. Al marcar pronto siempre te relajas un poco, pero supimos arreglarlo”. Gaspar Campos analizó el partido del Sporting antes de transmitir la sensación de alegría que le supuso hacer dos tantos y estrenarse como goleador rojiblanco: “Estoy muy contento, marcar con el Sporting es algo con lo que llevo soñando mucho tiempo, y más para ayudar a ganar”.