Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Bisturí

Al Sporting le pesa el calendario: sin rotaciones y con remontada

El plan de Gallego se queda a medias: con un solo cambio se puso 0-2, pero los errores le lastraron

Manu García conduce el balón ante Pedro Díaz y Javi Castellano. | LOF

Manu García conduce el balón ante Pedro Díaz y Javi Castellano. | LOF

Gallego, fiel a su idea, mantuvo su apuesta por la continuidad. Solo un cambio en Las Palmas respecto a la anterior jornada. Pablo García por Saúl García fue la única modificación en el once. El plan inicialmente salió bien. Un 0-2 al descanso y un partido encarrilado. Pudo ser la falta de confianza, de frescura o el factor emocional al que aludió Gallego tras el partido, de que los suyos no se encontraron cómodos en ningún momento del partido. Pero al Sporting se le hizo larga la película. Cometió errores impropios, y más en un equipo que había sido muy fiable. Lo que pintaba cara se transformó en cruz. Llegó la fatiga, las imprecisiones en los tantos del rival y la falta de frescura para remontar. Gallego defendió que al equipo no le pesaron los minutos en sus piernas. Pero sí que dio esa impresión de que el calendario jugó una mala pasada a los rojiblancos. De una semana que pintaba notable, con siete puntos sobre nueve, se pasa ahora a la mitad –cuatro de nueve–. Y por delante el calendario no da tregua, con otros dos choques, el jueves ante el Albacete en casa y el domingo frente al Espanyol. El Sporting nunca había recibido más de un gol en contra esta temporada, pero en Las Palmas de golpe y porrazo se llevó tres, en una segunda parte para olvidar, en una isla que sigue siendo poco afortunada para los gijoneses, que solo han logrado allí una victoria en 35 años.

La camiseta con el error en la serigrafía.

La camiseta de Javi “Fugeo”, golosina para coleccionistas

En tiempos de virales y en los que cualquier mínimo error se convierte en tendencia, la camiseta de Javi Fuego activó todos los chats de aficionados bien pronto. Hubo un error en la serigrafía del 18 del Sporting, que pasó a ser Javi “Fugeo” en vez de Javi Fuego. El club reaccionó cuando apreció ese error y lo subsanó dándole otra camiseta. Llegó entonces el momento de los coleccionistas. Activar contactos e interesarse para conseguir esta reliquia. Uno de esos aficionados con vena de coleccionista proponía rápidamente una idea. “Deberían subastarla, y que los fondos fueran donados para el covid”, indicó. Una iniciativa interesante, con un buen fin, como el guiño lanzado a los sanitarios con la tercer equipación, aunque ayer el Sporting retornó a la indumentaria violeta.

Pablo golpea el balón. | LOF

Pablo golpea el balón. | LOF

Los mismos goles en esta primera parte que en las de toda la temporada

Un fuerte conocido de este Sporting es su fe. Un equipo que cree hasta el final. Le acaba llegando su ocasión. Con Gallego los rojiblancos se habían acostumbrado a resolver los partidos tras el paso por el vestuario, pero en Gran Canaria el Sporting quiso resolver el partido por la vía rápida. Djuka marcó dos tantos en la primera mitad. Sirvió esa cifra para igualar la cifra de toda la temporada en el primer periodo. La pasada jornada Aitor ante el Sabadell, y Djuka frente al Castellón en la décima, habían sido los dos protagonistas en celebrar un gol antes del descanso. Las otras dos veces a los rojiblancos les sirvió para ganar, aunque el Sabadell, y ayer también en Las Palmas, obligaron a los de Gallego a buscar la reacción. Lo que debería ser una gran ayuda, marcar pronto, al menos para el Sporting ya no es algo definitivo. Toca pelear.

El Sporting aún recuerda cómo se tira un penalti

En 64 partidos (sin contar el que no se jugó con el Reus y se le dio por ganado al Sporting en 2019), al Sporting solo le habían pitado un penalti a su favor. Ayer esa racha se acabó. Djuka fue derribado y el serbio fue el encargado de transformar la pena máxima, demostrando que los rojiblancos aún recordaban cómo se efectuaban estos lanzamientos. La última vez que a los rojiblancos se les señaló un penalti fue hace nueve meses. Fue en Santander, y lo transformó Carmona para sentenciar el partido. En Las Palmas sirvió para abrir la lata. Pero no sirvió para nada.

El gusto de los dobletes: el segundo de Djuka para relevar al de Gaspar

En la retina de los aficionados aún estaba el gran doblete de Gaspar Campos al Sabadell del pasado miércoles para desatascar el partido a favor del Sporting. Ayer Djuka le tomó el relevo, en el que fue el segundo doblete del serbio este curso, tras el que consiguió también en la tercera jornada de Liga ante el Girona. Para Djuka lleva ya ocho tantos, ya ha superado los del curso pasado y está a tres de igualar los de hace dos, en su llegada a Gijón. El curso pinta bien para el futbolista, que parece que por fin ha explotado en su tercer año en el equipo. Su trabajo y dedicación se traducen en el premio de marcar. Desde su llegada al Sporting, Djuka, con el de ayer, ya lleva cuatro dobletes. Aunque el de este le deja el poso de tristeza de que no supuso una victoria tras la remontada final de Las Palmas, que tiró por tierra el buen trabajo inicial de los rojiblancos.

Compartir el artículo

stats