Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Lugo tiende la mano al Sporting: "No veríamos con malos ojos aplazar el encuentro si llegan muy mermados"

Tino Saqués, presidente del conjunto gallego: “Es la Liga la que decide si se aplaza o no, pero esto le puede pasar a cualquiera”

Por la izquierda, Viqueira y Tino  Saqués. | |   CDLUGO

Por la izquierda, Viqueira y Tino Saqués. | | CDLUGO

Los casos de coronavirus en el Sporting no han pasado desapercibidos en el Lugo, próximo rival en Liga del conjunto rojiblanco. Aunque sobre el papel el número de casos registrados en el conjunto asturiano no serían suficientes para posponer el encuentro del próximo lunes, 4 de enero, la escuadra gallega se muestra comprensiva con el temporal que ha sacudido al Sporting.

Así lo explica Tino Saqués, el presidente del Lugo, que ayer atendió telefónicamente a LA NUEVA ESPAÑA. “La competencia para suspender el encuentro es de la Liga, pero esto le puede pasar a cualquiera”, apunta el máximo responsable de la entidad lucense, con el que el Sporting tiene buen trato, sobre todo después del último ascenso a Primera División.

El protocolo para suspender un encuentro por causas relacionadas con el coronavirus del organismo que preside Javier Tebas es estricto. El brote tiene que ser mayúsculo. Más que los seis jugadores del primer equipo más tres del filial que por ahora se han confirmado en los rojiblancos. Para aplazar un duelo, en condiciones normales, un equipo tiene que presentar menos de siete fichas profesionales.

Sin embargo, si las ausencias son por virus, el número se reduce a cinco. Ya sucedió en Primera, en un Real Sociedad-Granada. Los andaluces sufrieron un brote en noviembre y solo pudieron jugar en el Reale Arena con siete profesionales. Pidieron aplazar, sin éxito. Perdieron (2-0).

A ese encuentro se refiere Saqués como precedente. El presidente del Lugo afirma que no ha tenido contactos con la escuadra rojiblanca, aunque matiza que “eso no quiere decir que no se haya hablado a nivel de directores deportivos”. El gallego aguarda, como todos los demás, acontecimientos. A pesar de ello, el mandatario se muestra empático. “Si llegaran muy mermados, no veríamos con malos ojos aplazar el duelo. Pero no es nuestra competencia”, sentencia el presidente.

El Lugo, donde milita el exsportinguista Roberto Canella, regresó hace dos días a los entrenamientos y ayer se ejercitó nuevamente. En ambos casos, los lucenses trabajaron en doble sesión. O sea, que ya llevan cuatro entrenamientos más que los de David Gallego, que ayer tuvieron una curiosa manera de trabajar. Cada jugador se ejercitó individualmente en su casa siguiendo las directrices del club.

La previsión es que hoy salten al césped de Mareo, si bien, el Sporting no ha detallado los pormenores de la sesión que se organizará en varios grupos, en diferentes horarios y sin cámaras. “No hemos tenido casos, gracias a Dios, pero estamos en una situación complicada y es normal que los jugadores quieran ver a sus familiares y amigos”, añade Tino Saqués al respecto de la situación del Sporting. “No pondríamos trabas para aplazar, pero la norma de la Liga se creó para eso, porque si no sería muy complicado poder acabar el campeonato”, finaliza el presidente del Lugo.

El Amorebieta, al tanto

Tras el Lugo, el próximo rival de Sporting será el Amorebieta en la segunda ronda (treintaidosavos de final) de la Copa del Rey. La competición del K. O. no es competencia de la Liga, sino que la organiza la Real Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales. A pesar de que las relaciones entre Rubiales y Tebas no son precisamente amigables, el protocolo que impera en la Copa es el mismo que el de la competición de la regularidad. Eso quiere decir que para aplazar el encuentro contra el conjunto vasco, el Sporting tendría que llegar con menos de cinco profesionales para el encuentro del 7 de enero en el campo de Urritxe.

Lógicamente, los positivos por coronavirus en el Sporting ya son conocidos por la escuadra que milita en Segunda División B, que, como el Lugo, tampoco ha tenido contacto con el Sporting, al menos hasta ayer. Así lo explica Jon Larrea, el presidente del club. “Nosotros haremos lo que nos diga la Federación, pero por ahora no nos hemos planteado nada porque aún faltan muchos días para el partido”, asegura Larrea, que, como todo lo que tiene ver con el horizonte rojiblanco, está en compás de espera.

Compartir el artículo

stats