Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud toma las riendas en el brote del Sporting: cribado de 400 test PCR ante las evasivas de los implicados

El Principado intenta averiguar si está la cepa británica y pone el foco en la escasa colaboración de los afectados

Pepe Acebal, director de logística de Mareo, pasando una prueba PCR

Pepe Acebal, director de logística de Mareo, pasando una prueba PCR

El brote de coronavirus en el que se han visto afectados varios futbolistas del Sportingobligó ayer a la Consejería de Salud del Principado a realizar unas 400 pruebas diagnósticas PCR –las más fiables– para tratar de determinar sus dimensiones y conocer en detalle otro dato esencial: si esta acumulación

Este dato es considerado muy relevante por las autoridades sanitarias, debido a que esa variante surgida en Reino Unido presenta una capacidad de contagio singularmente elevada.

La gran batida de test PCR –que se completará hoy– para averiguar el alcance del brote incluyó a jugadores de varias categorías del club rojiblanco y a todos los profesionales técnicos, además de a familiares y a contactos estrechos. Los resultados se conocerán hoy, según fuentes médicas.

Las muestras que den resultado positivo serán enviadas al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde serán estudiadas en más detalle por el Laboratorio de Virología para averiguar si se trata de la cepa de origen inglés.

El cribado masivo de los futbolistas y su entorno fue acordado por la Consejería de Salud anteayer, 1 de enero, ante la confusión generada por el brote. Confusión debida, por una parte, a las numerosas ramificaciones que fueron detectando los rastreadores del Principado.

Y, por otra, a la escasa o nula colaboración ofrecida por algunos de los implicados, cuyas explicaciones sobre sus andanzas y contactos eran más bien vagas.

8

La plantilla del Sporting hoy en Mareo Ángel González

Los 400 test se realizaron al margen de las pruebas a las que se sometió ayer la plantilla de David Gallego en Mareo y que están incluidas dentro del protocolo anticovid de la Liga. Todos los equipos, tengan o no positivos, se someten siempre a un test PCR 48 horas antes del próximo partido.

En este caso, los resultados también se conocerán hoy. Si los resultados reflejan tres nuevos positivos, el partido de mañana en el Anxo Carro tendrá que ser aplazado, tal y como estipula el protocolo de actuación contra el coronavirus diseñado por la patronal del fútbol profesional español que preside Javier Tebas.

Al mismo tiempo, el Principado confirmó ayer en todos sus detalles la información adelantada por LA NUEVA ESPAÑA –que alcanzó una potente repercusión en todo el país– de que el brote del Sporting con diez positivos (seis jugadores del primer equipo, tres del filial y un auxiliar técnico) afecta, entre contagiados y contactos estrechos, a más de 130 personas. Con los datos actualizados, los responsables de Salud elevaron las cifras hasta más de 154 afectados: 34 positivos y más de 120 contactos estrechos.

La investigación médica sobre el brote sigue su curso y ya se han detectado varias cadenas de transmisión al margen de la que afecta directamente a los deportistas. La mayor parte de los implicados son hombres y mujeres jóvenes, aunque también hay familiares de los futbolistas y amistades cercanas.

Los contagios se produjeron, siempre según fuentes médicas, en el ámbito familiar y en reuniones sociales de dimensiones difíciles de cuantificar que tuvieron lugar en los días de descanso navideño de la plantilla con varios escenarios, como Gijón, Avilés, Luanco o Piedras Blancas.

Al margen del estado de salud de los afectados, muchos de los cuales no presentan síntomas, la gran preocupación de Salud es centrarse en estudiar en profundidad todos los casos para conocer si, como se teme, se trata de la cepa británica del coronavirus. El vínculo –hipotético, no confirmado– sería una joven avilesina que juega en un equipo de fútbol de Gijón distinto al Sporting.

En el peor de los casos –siempre en un escenario de posibilidad–, hasta sería factible que la cepa británica fuera el origen de todo el embrollo de casos. Este es el motivo principal por el que las muestras de los positivos que se conozcan serán enviadas al laboratorio del HUCA para estudiar la procedencia del virus.

La responsabilidad individual, la clave para evitar contagios

El brote del Sporting, que ha provocado ya la investigación de posibles ramificaciones derivadas por el alto número de contactos estrechos de buena parte de los positivos registrados hasta ahora, sigue creciendo, a ojos de las fuentes de Salud consultadas por LA NUEVA ESPAÑA, por la “poca información” recibida por parte de algunos afectados.

“Nos consta”, aseguran estas fuentes, “que la información ha sido poca o incompleta” y que esto es algo que depende de “los casos y sus contactos” y no tanto del club ni de los espacios que hayan frecuentado los implicados. Cuando Salud todavía realizaba llamamientos masivos a clientes de hostelería, la máxima lanzada entonces se vuelve a aplicar ahora: “El virus lo contagian las personas, no los locales”.

En este sentido, el incremento de casos en este nuevo brote gijonés vuelve a recordar las apelaciones que las administraciones públicas realizan desde hace meses a la “responsabilidad individual” de cada afectado, ya que cualquier posible contacto estrecho que no limite al máximo su actividad social puede desembocar en una escalada exponencial de nuevos casos.

Dice Daniel López Acuña, exdirectivo de la OMS, que este brote vinculado al Sporting “lo más probable es que se deba a interacciones de agrupamientos privados de amigos” y que “la cuestión no es que el origen esté en los bares y los restaurantes”, sino que cualquier espacio puede “dar pie a relajar las medidas de seguridad”. “Con amigos, estemos donde estemos, tendemos a creernos seguros, y no es así”, aclara.

En el fútbol profesional, los procedimientos a seguir y los procedimientos de actuación tanto en el ámbito de los clubes como en la vida privada de los jugadores son completamente férreos.

La Liga estableció a principios de temporada un protocolo para todos los clubes. Además, los futbolistas reciben a menudo indicaciones y recomendaciones de los servicios médicos.

El delegado de la Liga de cada equipo es el encargado de transmitir dichas premisas. Los jugadores se fueron de vacaciones de Navidad con la petición de reducir lo máximo posible la vida social debido al covid.

Y si un club detecta un contagio debe realizar un rastreo de los contactos estrechos de los positivos entre compañeros y empleados durante las 48 horas anteriores a la realización de la prueba. Ese informe debe ser entregado a la Liga.

La propia patronal habilita un servicio de apoyo a los clubes para facilitar dicho rastreo. Por tanto, los jugadores contagiados se someten al rastreo del propio club y también al de los servicios de Salud de cada comunidad. La Liga y el club, en el caso de detectarse un contagio, debe disponer de test para realizar en el entorno familiar del jugador.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats