Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting ata a Campuzano, pero el Espanyol frena su llegada en enero

El club perico cierra las puertas al atacante, que recalará en el club rojiblanco para la próxima campaña

Víctor Campuzano celebra un gol con el Espanyol.

Víctor Campuzano celebra un gol con el Espanyol.

Víctor Campuzano no recalará en el Sporting en el actual mercado de fichajes de invierno. Así lo aseguraron ayer a este periódico fuentes del Espanyol, al que todavía pertenece el delantero catalán, que finaliza contrato a final de temporada, con lo que ya estaría capacitado para negociar con otros clubes su incorporación en verano. De hecho, así entienden desde el club perico que está haciendo el representante del delantero, dando por hecho que firmará con el club rojiblanco de cara a la próxima temporada y por un periodo que podría rondar los tres años.

Sin embargo, Campuzano no será el hombre de ataque que David Gallego busca para la presente temporada. El barcelonés, criado en las categorías inferiores del Espanyol y que posteriormente recaló en el Real Madrid Castilla, a las órdenes de Santiago Hernán Solari, no será el refuerzo invernal que desde Mareo se pretendía firmar. “Para nosotros, sigue contando”, explican fuentes del club perico, con lo que “no vamos a dejar que salga” en este mercado invernal. La dificultad para poder encontrar un recambio de garantías para la delantera, hace que el Espanyol no esté dispuesto a abrirle la puerta de salida. Además, desde la entidad perica no se ve con buenos ojos la opción de reforzar a un rival directo por los puestos altos de la clasificación de Segunda.

El ejemplo más claro de que Campuzano sigue entrando en los planes del Espanyol es que esta semana jugó, y como titular, en el partido de Copa ante el Burgos. “Se ganó el derecho a seguir dentro de la plantilla”, remarcan desde la entidad barcelonesa, “es un buen futbolista y tiene ganas”, cerrando las puertas a una posible cesión.

También su actual entrenador, Vicente Moreno, quiso ayer aclarar la situación del jugador en rueda de prensa. “A día de hoy, está aquí y seguiremos contando con él mientras siga aquí”, enfatizó el preparador perico en la comparecencia previa a su encuentro frente al Castellón. “No me llegó nada distinto a que puedo seguir contando con él, y eso es lo que estoy haciendo”, remarcó Moreno.

Así, en las oficinas de Mareo se tacha la primera de las opciones para reforzar la delantera, la del jugador que es más del agrado del míster, David Gallego, con el que despuntó en el Espanyol. La incorporación de Campuzano es una de las mayores pretensiones del entrenador de Suria, que ya intentó que recalase en las filas sportinguistas en el mercado de verano.

Otro preparador que se sentó en el banquillo rojiblanco también tuvo a Campuzano a sus órdenes en el Espanyol. El “Pitu” Abelardo, que le entrenó unos meses en su etapa como preparador del equipo perico, define al atacante como un ratón de área con olfato de gol y calidad. Durante esa época, Campuzano estuvo lesionado por un problema en el pubis pero eso no impidió que el que fuera jugador y entrenador sportinguista descubriera las mejores cualidades de Campuzano.

“Es un punta finalizador”, explica Abelardo, que asegura que Campuzano se mueve mejor dentro del área que lejos de ella, aunque “en un momento determinado también podría situarse como media punta”. Además de su olfato goleador, Abelardo destaca de Campuzano su calidad y velocidad. “Tiene muy buena zurda”, explica el que fuera el timonel de aquel Sporting de los guajes que logró el ascenso. “Es pequeño, no tiene mucha envergadura, pero es muy rápido”, explicita Abelardo, que también apunta a su inteligencia futbolística: “tira buenos desmarques”.

Más allá de sus valores futbolísticos, el “Pitu” alaba sus cualidades personales. “Es un chico muy trabajador y constante”, remarca Abelardo, “muy buena gente”. Con todo, el exjugador rojiblanco valora a Campuzano como “otra opción más para la delantera”.

La trayectoria del joven atacante barcelonés comenzó en la cantera del Espanyol. Sus buenas actuaciones en las categorías inferiores pericas hicieron que el Real Madrid se fijara en él, fichándolo para la cantera. Durante sus dos temporadas en el Real Madrid Castilla, a las órdenes de Santiago Hernán Solari, se asentó como uno de los hombres importantes del equipo, sumando casi medio centenar de partidos y ocho goles.

Tras ello, en la campaña 2018-19 volvió al Espanyol, para formar parte de su filial, también en Segunda División B, aunque alternando en la dinámica del primer equipo en Primera División. Fue la temporada siguiente, con la llegada de David Gallego al banquillo del primer equipo, cuando Campuzano dio el salto. Llegó a disputar 20 partidos ligueros, 29 contando la Copa del Rey y la Europa League, la competición en la que se destapó, anotando cinco goles en ocho encuentros. Además, el atacante barcelonés también llegó a debutar con la selección española sub-19.

Esta negativa del Espanyol a la incorporación de Campuzano es un contratiempo serio para el Sporting, que tiene que buscar alternativas, toda vez que la marcha de Álvaro Vázquez al Sabadell se da como segura. Parece difícil, no obstante, que el club gijonés deje marchar a su delantero sin haber encontrado antes un recambio. Desde el entorno del “9” del Sporting se aseguraba ayer que no existen novedades en las negociaciones, que siguen aplazadas hasta que finalice la presente jornada en Segunda División. El martes será el día que se reanuden estas conversaciones, que están cerca de cerrarse.

Tras el veto perico a la incorporación de Campuzano al Sporting en este mercado invernal, gana puntos la opción de Abel Ruiz. El canterano del Barça, actualmente en el Braga, gusta mucho en las oficinas de Mareo, donde no obstante se tienen ciertas reticencias por su propensión a lesionarse. El jugador no está entrando tanto como le gustaría en los planes de su entrenador, por lo que no descarta una cesión. El Sporting, por el momento, aun no ha presentado una oferta en firme, como sí que hicieron otros clubes tanto de España como del extranjero. No obstante, desde el entorno del atacante de La Masía, se remarca que se miraría con mucho cariño una posible propuesta desde Mareo por lo importante del club y la buena trayectoria que mantiene en la presente temporada.

El principal problema de Ruiz sería el salario, que se equipararía a algunos de los más altos de la plantilla sportinguista. Para acometer su incorporación, además de con el jugador, el Sporting tendría que llegar a un acuerdo con el Braga para que el club luso pudiera hacerse cargo de parte de la ficha del atacante.

Compartir el artículo

stats