El entrenador del Sporting, David Gallego, respaldó a sus jugadores tras caer en Copa ante el Betis y habló sobre la polémica arbitral. "Es una pena que con lo bonito que estaba el partido, que se haya roto tan pronto. Creo que el equipo ha salido bien, hemos presionado bien arriba y tapamos juego por dentro. Considero que el penalti que no nos pitan es muy claro, lo han dicho sus jugadores. A raíz de la expulsión de Marc, que es justa, cambia todo", dijo el técnico rojiblanco.

"No puedo estar más orgulloso de este equipo. Es un partido que nos tiene que reforzar”, aseguró.