Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bisturí del Castellón-Sporting: La falta de puntería y la bisoñez defensiva condenan a los rojiblancos

Los de David Gallego continúan en puestos de play-off pese a la derrota, aunque con poco margen

Pablo Pérez, abatido al final del partido, mientras los jugadores del Catellón celebran la victoria.

Pablo Pérez, abatido al final del partido, mientras los jugadores del Catellón celebran la victoria.

El Sporting fue ayer, para lo bueno y para lo malo, irreconocible. No se intuyeron en los 90 minutos de juego las características de este equipo con sello de identidad de David Gallego. Todo lo contrario. Fue un Sporting que creó muchas más ocasiones de gol, que supo buscarle las costuras continuamente a la defensa del Castellón, amasando intentonas muy claras. Pero también fue un Sporting que echó en falta su habitual acierto de cara a portería y su solidez defensiva. Esas dos bazas, las más reseñables en este equipo, no aparecieron ayer. Y así fue muy complicado sumar los tres puntos. Fue muy bisoño atrás, algo que pocas veces se había visto en lo que va de curso. De hecho, los dos goles locales vinieron de dos saques de banda mal defendidos, algo inasumible en el “abc” galleguista. Y a ello se sumó –o restó, en este caso– que las múltiples ocasiones que tuvo en ataque no supo convertirlas. Djuka, en estado de gracia durante toda la primera vuelta, falló un clarísimo mano a mano. Carmona, que venía creciendo con el paso de las jornadas, erró un penalti. Hasta el palo se interpuso entre el Sporting y el gol, confirmando la ley de Murphy. Paradójicamente, en uno de los mejores partidos atacantes de Gallego en lo que va de año, salió mal todo lo que podía salir mal. Aun así, y pese a la derrota, el Sporting mantiene su posición en los puestos de play-off, de los que no se bajó en lo que va de Liga. Y ya son 22 jornadas.

Castalia sigue siendo un estadio maldito

La derrota de ayer en tierras castellonenses sigue alargando el gafe del Sporting en la capital de la Plana Alta. Los rojiblancos, en sus diecisiete visitas al Castellón únicamente ha podido sumar tres victorias y un empate. El resto, de encuentros, trece sumando el de ayer, se sellaron con derrota gijonesa en uno de los campos que peor se le da de la categoría. Del mismo modo, se mantiene la norma de que el Castellón siempre gana en casa al Sporting cuando marca. Esta maldición de Castalia se suma a los malos números que están rubricando los de David Gallego a domicilio en lo que va de campeonato, donde suman solo 11 puntos de los 36 que tiene a estas alturas del campeonato, contando tres victorias, dos empates y hasta seis derrotas, con media docena de goles a favor y 11 en contra.

Los gijoneses fallaron dos de los tres penaltis que lanzaron esta temporada

Los penaltis a favor están comenzando a convertirse en un quebradero de cabeza para el Sporting. Los rojiblancos fallaron ayer una nueva pena máxima, esta vez marrada por Carlos Carmona. Es la segunda que el equipo falla en lo que va de temporada, de tres intentos. El único penalti que el Sporting logró anotar fue el lanzado por Djuka en la jornada número 15 frente a Las Palmas –en un encuentro que el Sporting acabó perdiendo tras ir ganando 0-2–. El propio delantero serbio fue el encargado de ejecutar el siguiente lanzamiento desde los once metros, en la jornada 19, frente al Leganés. El exguardameta rojiblanco Pichu Cuéllar paró el lanzamiento, pero Djuka pudo recoger su propio rechace y anotar. El tercer penalti, el de ayer, fue detenido por el guardameta Álvaro Campos, que adivinó las intenciones del balear.

Protestas por el primer gol local, en posible fuera de juego

El primer gol del Castellón, obra de Cubillas, fue muy protestado por los seguidores rojiblancos en las redes sociales, pidiendo fuera de juego del atacante albinegro. La repetición ofrecida desde la sala de videoarbitraje no pareció convencer a la parroquia rojiblanca, que también protestó el gol anulado a Djuka en los primeros minutos de partido por fuera de juego de Cumic, entendiendo que el extremo no intervino en la acción. Además, el árbitro avisó a los locales en el minuto 53 de que no retirasen a los recogepelotas del campo, como estaban haciendo.

Los rojiblancos enlazan dos partidos perdiendo por primera vez en este curso

El Sporting atraviesa el peor bache de resultados en lo que va de temporada. Los de David Gallego suman, por primera vez en lo que va de curso, dos derrotas consecutivas. A la sumada ayer en Castellón, donde cayó por 2-0, se suma la que tuvo lugar el pasado fin de semana, en competición copera, contra el Betis. De hecho, este fue el primer partido que los rojiblancos perdieron en su estadio en lo que va de curso, al caer por 0-2, idéntico resultado que ayer. Esta estadística, no obstante, habla muy bien del buen ritmo que lleva este Sporting de David Gallego, que nunca ha sumado dos derrotas consecutivas en Liga, aunque sí tres partidos consecutivos sin ganar, sumando partidos perdidos y empatados, entre las jornadas 5 y 7 (dos derrotas y un empate), 11 y 13 (dos empates y una derrota) y 15 y 17 (dos derrotas y un empate).

Compartir el artículo

stats