“Es una pena porque se nos va el partido en dos saques de banda”. Es la reflexión de Borja López, apesadumbrado por la derrota en Castellón y autocrítico por la forma en que se produjo. El central sportinguista recalcó que “no podemos encajar esos goles. Tenemos una semana por delante para corregir los errores de cara al siguiente partido”.

Borja López añadió que “tuvimos muchas oportunidades de hacer gol, pero no conseguimos materializarlas, mientras que ellos apenas tuvieron ocasiones, solo esas dos jugadas aisladas. Estuvimos casi todo el tiempo en su campo, intentamos crear ocasiones, pero nos faltó un poco en el último tramo”.

Al igual que sus compañeros, Borja López cree que “esta derrota no nos puede afectar porque estamos haciendo una gran temporada. Estamos fuertes en casa y queremos seguir siendo fuertes hasta el final”. Y un guiño a la afición: “Tiene que estar orgullosa de nosotros. Podemos ganar, empatar o perder, pero siempre damos la cara. Por eso les digo que, igual que nosotros, no se vengan abajo”.