Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al Sporting B se le hacen largos los encuentros

El filial rojiblanco perdió esta temporada hasta siete puntos en los últimos diez minutos de partido

Una acción del Sporting B-Covadonga del domingo

Una acción del Sporting B-Covadonga del domingo Marcos León

Al Sporting B se le están haciendo largos los partidos esta temporada. Prueba de ello es que en los últimos diez minutos de los encuentros ha recibido cuatro goles que le han hecho perder siete puntos. Tres de estos tantos, además, fueron en el último minuto de partido, empatando la contienda. Un déficit que explica en parte por qué el filial rojiblanco vaga por la parte baja de la tabla, cuando podría estar luchando por los puestos de ascenso.

De hecho, si se suman esos siete puntos a los que actualmente atesoran los jugadores de Sergio Sánchez, el Sporting B tendría 22 puntos, los mismos que la Cultural Leonesa, tercer clasificado, y solo uno menos que el Valladolid Promesas, segundo en la tabla.

El cuerpo técnico rojiblanco es consciente de esta circunstancia y trabaja para mejorarla. Así lo aseguró Sergio Sánchez tras el partido del pasado domingo, el último en el que se dio esta circunstancia, cuando Manu Blanco empató para el Covadonga en la última acción del partido, haciendo que volasen dos puntos más de Mareo.

“Tenemos que saber manejar el partido”, exigió el técnico del filial tras el encuentro, consciente de que “tenemos que seguir aprendiendo mucho” en este aspecto. Sergio Sánchez explicaba esta circunstancia en base a la juventud e inexperiencia del bloque. “Sufrimos mucho como equipo filial, joven e inexperto que somos”, asumió.

Un sufrimiento que se está convirtiendo en habitual en lo que va de temporada. La primera vez que el Sporting dejó escapar puntos en los minutos finales fue contra el Langreo, cuando un gol de Santos en el minuto 90 evitó la victoria de los rojiblancos, a los que se les escaparon dos valiosos puntos contra uno de los rivales más fuertes de la categoría.

Así ocurrió también la siguiente jornada, frente al Lealtad, en Mareo. Entonces fue un tanto de Álvaro García, también con el tiempo cumplido, el que rubricó el empate final, haciendo que el Sporting perdiera dos nuevos puntos frente al conjunto maliayés, en la Escuela de Fútbol de Mareo.

Botín menor se escapó frente al Oviedo B, en el derbi de filiales. Un gol postrero de Vanderson, en el minuto 82, fue el responsable de que el Sporting B perdiera aquel encuentro, dejando escapar un punto que tenía amarrado con el empate.

El encuentro contra el Covadonga, el pasado domingo en Mareo, fue la última prueba de que el filial rojiblanco no está sabiendo cerrar los partidos. Más aún cuando tuvo ocasiones para sentenciar el encuentro. Un empate más doloroso incluso que los anteriores, ya que a falta de diez minutos para el final los jugadores de Sergio Sánchez ganaban por 3-1. “Nos vamos con sensación de derrota”, confirmó el técnico tras el partido.

Compartir el artículo

stats