Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yuri, el Djuka del Bierzo

A sus 38 años, el brasileño es el ídolo de la Ponferradina, con el que ha marcado 152 goles en doce temporadas

Yuri, a la derecha, sufre la entrada de Bernardo, en un Ponferradina-Sporting de la temporada 2012-13.

Yuri, a la derecha, sufre la entrada de Bernardo, en un Ponferradina-Sporting de la temporada 2012-13. LOF

A falta de Djuka, el Ponferradina-Sporting del domingo contará con un pistolero de lujo. Se llama Yuri de Souza y lleva toda su carrera haciendo goles. En el club del Bierzo, donde el delantero brasileño juega desde 2009 con un breve paréntesis en el Qingdao de la Segunda División china, lleva 152. Hasta el momento, al Sporting solo le marcó uno, y de penalti, en la victoria de la Ponferradina (2-3) en El Molinón en la temporada 2012-13. Yuri será la principal amenaza para el Sporting en El Toralín porque está en un buen momento: ha marcado tres de sus seis goles esta temporada en los últimos cuatro partidos.

Yuri de Souza Fonseca (Maceió, Brasil, 8 de agosto de 1982) es una institución en Ponferrada. Hasta tal punto ha calado en la ciudad y en el club que el presidente, José Fernández Nieto, aseguró ayer en la cadena Cope que se quedará en la Ponferradina hasta que quiera, en el cargo que quiera, aunque le gustaría que alargase su carrera una temporada más. “Es de la casa, se lo merece”, señaló Fernández Nieto.

Antes de llegar a la capital del Bierzo, Yuri ya había desplegado sus habilidades goleadoras en varios clubes de Portugal, donde su familia se trasladó cuando él tenía cinco años, y España. Se formó en la cantera del Maia y sus buenos números en el primer equipo le permitieron fichar por el Boavista, de la Primera División portuguesa. Yuri no pudo asentarse en el Boavista y, tras un breve paso por el Gil Vicente y el Estoril, le llegó la oportunidad de dar el salto a España en 2005.

Dos buenas temporadas con el Pontevedra en Segunda B, con 22 y 24 goles, llamaron la atención de Las Palmas, entonces en Segunda División, donde solo jugó doce partidos y no logró inaugurar su cuenta goleadora. Tras una segunda etapa en el Pontevedra, en 2009 llega el momento clave de su carrera con el fichaje por la Ponferradina. Sus dos primeras temporadas, con un ascenso a Segunda y vuelta a Segunda B, fueron discretas, pero a partir de la tercera el brasileño empezó a forjar su leyenda.

En la temporada 2011-12 sí fue clave en el nuevo ascenso del quipo berciano, con 19 goles en 31 partidos de la fase regular, más cinco en los play-off que devolvió a la Ponfe a Segunda. Desde entonces, su regularidad ante la puerta contraria le ha permitido superar la barrera de los diez goles en ocho de sus once temporadas completas. Y va camino de la novena porque en la actual lleva seis dianas a falta de quince partidos.

Yuri es el toque de distinción en el sólido equipo que ha conseguido armar Jon Pérez, Bolo. La Ponferradina se ha pasado toda la temporada rondando los puestos de play-off y recibirá al Sporting como séptimo clasificado, a solo un punto del sexto, el Rayo Vallecano. Bolo se ha tomado tan en serio el partido del domingo que ha dado orden a su departamente de comunicación de rechazar las peticiones de entrevistas individuales, incluso de los integrantes de su cuerpo técnico, entre los que está el asturiano y exsportinguista Pablo Lago.

Porque, a pesar de la modestia de la Ponferradina (con el cuarto límite salarial más bajo de Segunda), nadie descarta aspirar al ascenso. El propio Yuri declaró que “quiero cumplir el centenario de la Ponferradina como jugador y sería un sueño hacerlo en Primera División”. Le queda poco más de un año de margen, ya que la fecha de la fundación de la Ponferradina es el 7 de junio de 1922.

Compartir el artículo

stats