Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Meré le gana la partida a Haaland

El delantero noruego se disculpa con el asturiano tras lanzarle su camiseta: “Tuve una mala actitud”

Haaland y Meré, en una acción del partido

Haaland y Meré, en una acción del partido Reuters

El central asturiano Jorge Meré le ganó la partida a Erling Haaland, uno de los jugadores del momento en el fútbol europeo. Lo hizo sobre el terreno de juego, donde el FC Köln en el que milita el que fuera jugador del Sporting frenó en seco al Borussia Dortmund, logrando un valioso empate por 2-2. Y lo hizo también fuera de él, tras protagonizar una de las imágenes más comentadas de la semana en la Bundesliga.

Al finalizar el partido, como es habitual hacer entre futbolistas, Jorge Meré le pidió al delantero noruego su camiseta, toda vez que Haaland es uno de los jugadores de moda en el planeta fútbol, con una proyección inimaginable a su corta edad. El ariete, entonces, tuvo un feo gesto con el defensor asturiano. Sin apenas mirarle ni dirigirle la palabra, Haaland se quitó la zamarra amarilla y negra característica del Borussia Dortmund y se la lanzó a Meré.

Lo hizo de malas formas y, a ese desplante, sumó otro: ni siquiera se quedó esperando a que Meré le diera su camiseta, como suele ser habitual en estos intercambios entre futbolistas de primer nivel mundial. El poderoso ariete se metió rápidamente en el túnel de vestuarios, dejando al asturiano ojiplático sobre el césped.

Una reacción que fue muy criticada por todo el mundo del fútbol, afeando a Haaland su mala actitud cuando las cosas no van bien, como sucedió este fin de semana. Ante estas acusaciones, el ariete noruego recapacitó y, en la primera rueda de prensa que dio en la convocatoria con su selección absoluta quiso pronunciarse sobre el incidente. “Estaba muy enfadado tras el partido”, reconoció Haaland, “tuve una mala actitud lanzando la camiseta al jugador que me la había pedido y pido disculpas por ello”, aseguró el delantero, que incidió en que “estaba fuera de control porque estaba muy enfadado”.

Compartir el artículo

stats