Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Djuka: "Si no subimos, será más difícil que me pueda quedar en Gijón"

“Confío en llevar a Montenegro al Mundial, creo mucho en este equipo, es un buen grupo con jugadores con talento y experiencia”, asegura el serbio antes de su debut con la selección

Djurdjevic con mascarilla R. S.

El delantero del Sporting Uros Djurdjevic está a las puertas de cumplir uno de sus grandes sueños como futbolista: debutar como internacional absoluto. Lo hará esta tarde, a las 20.45 horas españolas, frente a Letonia, en un partido que a buen seguro jamás olvidará. Y lo hará con la selección de Montenegro, país de su padre, nacido en la capital: Podgorica. Djuka, aunque serbio de nacimiento, no dudó en aceptar el ofrecimiento de Miodrag Radulovic, flamante nuevo entrenador montenegrino, cuando le llamó para reclutarle.

Djuka y Radulovic se conocían después de que el ariete rojiblanco acudiese, hace una década, a un campus de la federación montenegrina. Esa confianza le animó a dar el paso. También la falta de noticias desde Serbia. Ahora el delantero sportinguista ya no piensa en eso, solo mira hacia adelante: al debut con su selección, pero también a su futuro como jugador del Sporting, las aspiraciones del club o las suyas propias. Desde Riga descuelga el teléfono, después de cenar y antes de la charla técnica, para atender a LA NUEVA ESPAÑA en la primera entrevista de un jugador del Sporting desde que irrumpió la pandemia. Con su habitual voz calmada y pausada, preludio de la furia que desata sobre el terreno de juego.

–¿Cómo se encuentra?

–Muy bien. Tuvimos tres entrenamientos y desde hoy –por ayer– ya pudimos ejercitarnos todos juntos. Hay jugadores que habían jugado el sábado o el domingo y tardaron más en incorporarse al grupo. Es difícil para el entrenador preparar el partido así, pero es por culpa del protocolo covid, así que tenemos que adaptarnos. No obstante, ya estamos listos para el partido.

–¿Qué significa esta convocatoria internacional para usted?

-Significa mucho para mí, también porque mi padre nació aquí. Tengo 27 años y quería jugar ya con una selección absoluta. Es un reto para mí. Soy consciente de que la clasificación para el Mundial es algo muy grande y difícil, pero yo creo que vamos a empezar bien.

–¿Confía en llevar a Montenegro al Mundial?

–Sí. Creo mucho en este equipo, es un buen grupo, con jugadores con experiencia y mucho talento. Pero somos conscientes de que tenemos un grupo de clasificación muy difícil con equipos como Holanda o Turquía. Pero vamos a luchar cada partido para lograr los tres puntos.

–¿Qué puede aportar Uros Djurdjevic a esta selección?

–Mucho. Sobre todo, porque voy jugar como siempre, al 100%, con corazón, para aportar lo más posible al equipo.

–¿Tiene más nervios o ganas de que llegue su debut internacional?

–Principalmente, ganas. Tengo muchas ganas de que llegue el partido, porque creo que vamos a empezar bien, sumando los tres puntos.

–¿Echa de menos haber podido jugar con Serbia?

–La verdad es que no mucho, porque no me llamaron.

–Está en el mejor momento de su trayectoria como futbolista. ¿Qué ha cambiado?

–Sí, sin duda. En el cambio ha influido mucho la llegada de Gallego. Como siempre digo, desde que llegó el nuevo entrenador me dio mucha confianza. Creo que es un muy buen entrenador, que lleva al equipo muy bien. Además, me gusta el estilo de juego que quiere implantar. Este año estamos jugando muy bien, y eso me también facilita que marque muchos goles.

–¿Qué más puede aportar a este Sporting?

–Espero que muchos más goles. Y, con ello, subir a Primera.

–¿Cree que se logrará el ascenso?

–No lo sé, a estas alturas es pronto para saberlo, no puedo decir nada. Pero lo que es seguro es que vamos a luchar hasta el último partido.

–¿Y el pichichi?

–Yo confío mucho en mí y también en mi equipo. Nunca me marco una cifra de goles, pero confío en que voy a marcar muchos más para poder lograr ser el máximo goleador de la categoría.

–La afición está encantada con usted. ¿Qué le dice?

–Sobre todo, cuando me paran por la calle, me piden fotos. Y me dicen que siga así, tanto yo como el equipo. Y que están muy contentos de tenerme aquí.

–¿Va a jugar el año que viene en el Sporting?

–Espero que sí, que juguemos todos juntos el año que viene en Primera.

–¿Y si el equipo no sube?

–Eso ya no lo sé. Tendré que hablar con el club y decidir. Tanto el club como yo sabemos que si no subimos será más difícil que me pueda quedar, pero vamos a esperar a final de temporada. No depende solo de mí, también depende del club. Si no subimos, no les voy a pedir salir, pero voy a hablar con ellos para decidir qué opción es mejor para mí y para el club. De momento, tengo contrato hasta 2023, soy jugador del Sporting y no pienso nada más allá de eso.

–Hay muchos equipos ya que están detrás de usted.

–Sí, seguro que sí. El hecho de marcar tantos goles en Segunda División hace que te sigan más equipos.

–Y la llamada con la selección también ayuda.

–Sí. Por eso también digo que para mí es una buena oportunidad y un reto. Por eso estoy tan contento de estar aquí con la selección.

–Ser internacional también le abre las puertas de jugar en Inglaterra. ¿Es una liga que quiere probar?

–Sí. Para mí la liga inglesa es la mejor liga del mundo. Espero poder algún día jugar allí, porque es una liga top. Es un destino que podría probar si saliera del Sporting.

–El club se remite a su cláusula. ¿Cree que alguien podría pagar esa cantidad por usted?

–No sé cuánto es, pero seguro que si un equipo me quiere va a pagar.

–Envíe un mensaje a la afición.

–Que vamos a luchar hasta el final para ascender. Hasta ahora hicimos un buen año y espero que pronto celebremos todos juntos.

“Espero que pronto podamos celebrar el ascenso”

“Si sigue así, Cumic puede continuar el año que viene”

–¿Cómo es su relación con Cumic?

–Es buena. Le ayudé mucho cuando llegó. Es una situación difícil, estando fuera de su país. Yo también pasé por eso. Al principio tenía más problema con el idioma, pero va mejorando poco a poco, cada vez habla más y entiende mejor. Y también se amolda a lo que quiere el entrenador, así que está jugando mejor y mejor cada día. Yo creo que si sigue así, mejorando constantemente, puede seguir en el Sporting el año que viene

–¿Qué es lo que más le gusta de Asturias?

–Me gusta todo. Mi hija va al colegio en Gijón y mi hijo nació allí. Toda mi familia está muy contenta de vivir en Gijón. También me gusta mucho la afición, a la que echamos mucho de menos en El Molinón.

–Es donde más cómodo se ha encontrado.

–Sin dudas. En otros países viví un año o un año y medio como máximo y aquí llevo ya tres años. Encontré una estabilidad y estoy muy contento.

Compartir el artículo

stats