Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado marca el precio y el destino de Djuka: 8 millones y la Liga inglesa

“Antes de la pandemia, tendría más pretendientes y llegaría a los 12 millones”, dicen algunos agentes

Djuka celebra un gol con el Sporting en El Molinón

Djuka celebra un gol con el Sporting en El Molinón Ángel González

Entre seis y diez millones. Ese es el precio de mercado que tiene ahora mismo el delantero del Sporting Uros Djurdjevic según expertos intermediarios. El ariete rojiblanco, pichichi de la categoría de plata con 20 goles –a falta de doce jornadas de Liga regular–, tiene cada vez mejor cartel en el panorama futbolístico actual. A ello ayuda también, y mucho, su debut ayer con la selección de Montenegro. Un paso al frente de su carrera que supone un aumento de caché. Y que, además, le abre las puertas de otras competiciones, como la Liga inglesa.

El delantero ya dejó claro ayer en una entrevista exclusiva con LA NUEVA ESPAÑA que si el Sporting no consigue el ascenso “será más difícil que me pueda quedar en Gijón”, confirmando lo que su entorno ya había adelantado en este periódico: que Djuka quiere jugar el año próximo en el fútbol de primer nivel. Y el propio jugador marcó ayer su destino: la Liga inglesa, que considera “la mejor del mundo” y que, explicita, “tengo ganas de probar”.

Para su salida, el director deportivo del Sporting, Javi Rico, se remitió tras el mercado de fichajes de invierno a su cláusula de rescisión, que cifró en “25 o 30 millones de euros”, aunque dejando claro que “será el mercado el que diga si Djuka sigue o no”. Un mercado que, ahora, rebaja las pretensiones económicas de la secretaría técnica rojiblanca.

“Es imposible que alguien pueda pagar esa cláusula en un mercado como el actual”, asegura un representante de futbolistas conocedor de este tipo de operaciones, que añade que “más de siete o diez millones de euros no le van a dar al Sporting”. Para este intermediario, “no hay muchos equipos en España que puedan pagar esa cantidad, una fortuna en una situación como la que estamos atravesando”. Y enfatizando que “en una situación normal tendría un mayor abanico de pretendientes”.

Por ello, tiene claro que el destino de Djuka estará en Inglaterra. “Allí, cualquier equipo de Segunda División te puede pagar esa cantidad”, explica. Un destino que encaja con la decisión de Djuka de jugar con la selección de Montenegro, a falta de una llamada de Serbia. “Ese movimiento de última hora apunta a que los tiros pueden ir por ahí”, enfatiza.

La explicación está en que, tras el brexit, para que un futbolista extranjero pueda jugar en la Liga inglesa –sea en la categoría que sea– tiene que contar con una suerte de permiso de trabajo que se concede en base a una serie de criterios. Y el primero de ellos es haber disputado encuentros con la selección nacional, además de con sus categorías inferiores. También influye el nivel del equipo vendedor –a qué Liga pertenece, en qué posición está, si juega o no competición continental...– además de los partidos disputados con ese club. Por ello Djuka no dudó en acudir con la selección del país de su padre para abrirse así las puertas del fútbol inglés. Todo, pensando en un futuro traspaso.

“Si consiguen venderlo por ocho millones, sería un gran negocio para el Sporting”, asegura otro representante, que cuenta en su nómina de jugadores con delanteros del perfil de Djuka. “Tiene una edad en la que todavía tiene proyección y, además, tiene la ventaja de ser un delantero que está logrando muchos goles en una categoría contrastada a nivel europeo como la Segunda División”, explica este intermediario, que no obstante deja claro que “el mercado ahora está muy restringido”. De hecho, explicita que “si esta operación se hubiera hecho antes de la pandemia, podría haber llegado a los 12 millones, pero si el Sporting necesita vender tendrá que adaptarse al mercado que hay ahora mismo”.

Para este representante, “Djuka es un delantero interesante, que conoce la Liga y está acabando de explotar”. No obstante, entiende que “a nivel interno va a ser muy difícil que alguien pueda pagar ese dinero”, aunque asegurando que “no tiene una ficha muy elevada, así que eso podría dar un poco más de margen”. En lo que sí coincide es en que “el hecho de debutar con la selección hace que su valor de mercado suba”.

“Es un delantero con proyección, que se ha destapado como goleador y que, además, va convocado con la selección absoluta”, valora otro representante que el pasado año firmó una operación similar a la que podría darse con Djuka, aunque con un jugador más joven. “El problema de Djuka es la edad, es lo que hace que pueda bajar el precio”, estima este intermediario, que cifra el posible traspaso en unos siete millones de euros.

“Hay equipos en España que sí podrían moverse en esas cantidades, como el Valencia”, asegura. El club che ya había comenzado los contactos con el entorno del delantero montenegrino, que gusta mucho a su director deportivo, Miguel Ángel Corona. “Si un equipo quiere a Djuka, lo va a fichar, no va a dejar de hacer una operación por un millón arriba o abajo”, sentencia.

“Por supuesto que tiene cabida en un equipo de Primera División”, zanja Paco Jémez, exentrenador de Rayo Vallecano y Las Palmas, que valora del montenegrino que “ha ido de menos a más y está firmando su mejor año”. Para Jémez, “es un delantero muy completo, que te da mucho trabajo, presiona mucho a los defensas, es un incordio”. A fin de cuentas, “un delantero de los que los entrenadores quieren en su equipo”, ya que “mete al resto de compañeros en el partido con su esfuerzo, sus ganas y su pelea”.

Sin embargo, Jémez es consciente de que “a un delantero lo que se le pide es gol y este año Djuka está viendo más puerta, también porque el Sporting crea más ocasiones”. Todo ello favorece que el ariete rojiblanco esté firmando “unos números muy importantes”. Así, el entrenador tiene claro que “se encontraría cómodo en Primera División”, dejando claro que “si no ascienden, con esa progresión que lleva, tendrá muchos equipos interesados en su fichaje, porque los equipos necesitan gol, es lo que más se busca, y un pichichi de Segunda siempre está muy cotizado”.

“Está en números de cualquier equipo de Primera”, sentencia el exfutbolista y comentarista Gerard López, “está haciendo una gran temporada, anotando además goles de mucha calidad”. Por ello, asegura que “sería muy extraño que no tuviera muchos equipos detrás”.

Para el comentarista radiofónico Guille Uzquiano, la circunstancia que podría hacer que Djuka jugase en España es que “tiene ganado todo lo relativo a la adaptación porque conoce la Liga, el país, la cultura y el idioma”, con lo que “si fuera un club de Primera, apostaría antes por Djuka que por un jugador que venga de una Liga extranjera y tenga que adaptarse desde cero”.

Djuka y Haaland, los dos delanteros de moda, frente a frente

Sea para jugar en España o en el extranjero, Djuka tiene en estos tres encuentros con su selección una ocasión inmejorable para darse a conocer. Este escaparate dejará, además, un duelo de muchos quilates, una lucha de gigantes entre el delantero de moda en el fútbol español y el ariete que está en boca de toda Europa: el noruego Erling Haaland. Será el próximo día 30, cuando Montenegro reciba a Noruega en el último partido de esta ventana de selecciones.

Ahí, los aficionados podrán disfrutar de un duelo que se antoja, cuando menos, muy vistoso entre dos de los delanteros más en racha del fútbol europeo y que suman prácticamente los mismos goles en el campeonato liguero: Djuka suma 20 en la Segunda División española y Haaland 21 en la Bundesliga. Además, el noruego suma diez más en Liga de Campeones con su club, el Borussia Dortmund. Haaland, de apenas 20 años de edad, saltó a la palestra esta semana por el feo gesto que tuvo con el excentral del Sporting Jorge Meré, ahora en el Colonia alemán, al que tiró la camiseta tras el partido. Por contra, el noruego siempre ha tenido desde su infancia a un asturiano como ídolo: el exdelantero del Oviedo Michu.

Compartir el artículo

stats