DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álex Gálvez | Exjugador del Sporting y el Rayo Vallecano

“Este Sporting muestra que Mareo sigue siendo referencia en España”

“En Qatar ya estamos vacunados, pero si incumples las restricciones del Gobierno hay penas de cárcel”

Álex Gálvez, durante un partido con su  anterior equipo, el Qatar SC. | |  A. G.

Álex Gálvez, durante un partido con su anterior equipo, el Qatar SC. | | A. G.

En Gijón encontró el trampolín profesional que le ha llevado a sumar 124 partidos en Primera División y casi medio centenar de apariciones en la máxima categoría alemana. Alejandro Gálvez Jimena (Granada, 1989) lleva dos años en Qatar, donde espera vivir el final de una carrera que le trajo a Gijón en el verano de 2010 para reforzar al Sporting B. Año y medio después, aquel centrocampista de melena rubia reconvertido a central debutó en el primer equipo. Fue la última temporada de Manolo Preciado en el banquillo, año de muchos cambios. El equipo bajó a Segunda, él acabó contrato y se fue al Rayo Vallecano. Werder Bremen, Eibar y Las Palmas completan una trayectoria a la que todavía le queda “al menos, dos años”. Mañana se enfrentan dos clubes que han marcado su vida.

–¿Cómo le van las cosas?

–Estoy en Granada. Acabo de rescindir contrato con mi club en Qatar. Faltan tres jornadas para que se termine la Liga allí, tengo varias ofertas y hay que esperar a que acabe la temporada para decidir. Me gustaría acabar allí mi carrera. Después, la idea es seguir vinculado al fútbol. En mi etapa en Gijón me saqué los dos primeros niveles de entrenador. Vamos a ver qué sucede.

–¿Qué le parece la temporada de Sporting y Rayo?

–Son dos equipos muy competitivos que siempre van a pelear por intentar el ascenso. El Sporting llega un poco mejor situado, pero ambos estarán ahí hasta el final. Veo al Sporting como un equipo con mucha personalidad, va a ser un partido bonito.

–¿Con quién va mañana?–Casi me hace elegir entre papá y mamá. El Sporting me dio la oportunidad de formarme y de debutar en Primera de la mano de Preciado, y el Rayo fue mi siguiente equipo, donde tuve dos grandes temporadas que me permitieron firmar después en el Bremen. Que gane el mejor, le tengo cariño a ambos y deseo verlos en Primera. –¿Mantiene contacto con algún excompañero?

–En el Sporting están Borja López y Javi Fuego, con los que coincidí en el Rayo. Tengo muy buena relación con Javi.

–¿Le sorprende la temporada del Sporting?

–Está demostrando que Mareo sigue siendo una referencia, una de las mejores canteras de España. Esta temporada reivindica que no hace falta hacer muchos fichajes para ocupar una posición alta en esta categoría. Posibilidades de ascender tiene, pero ya se sabe que esta Segunda División es muy larga. No se pueden relajar, tienen que mantener esta dinámica hasta el final para poder conseguirlo.

–¿La ausencia de Djuka y Manu García es un alivio para los rayistas?

–Sin duda el Rayo sale beneficiado, pero el Sporting se adaptará y suplirá las bajas con gente del mismo nivel.

–¿Por qué no siguió en el Sporting tras el descenso en 2012?

–Nunca fue por temas económicos. Lo fundamental para mí era tener minutos, jugar. Terminaba contrato y el Sporting me dio la oportunidad de continuar, pero manteniéndome la ficha del filial. El Rayo mostró más interés y me daba la opción de seguir en Primera. Pensé que era lo mejor para mi futuro.

–¿Hubo opción de regresar?

–No. Nunca me volvieron a llamar.

–¿Cómo se ha vivido la pandemia en Qatar?

–Allí las consecuencias del covid-19, a nivel de contagios, no han sido tan elevadas como en España. Entre otras cosas, porque el Gobierno puso unas normas muy estrictas que había que cumplir sí o sí. Se cerraron, playas, piscinas, restaurantes… En lo personal lo pasé mal por vivir algo así lejos de la familia.

–Corríjame si me equivoco, pero he leído que había penas de hasta tres años para quien no usase la mascarilla en público.

–Efectivamente, hay penas de cárcel. Si incumples las normas del Gobierno puedes tener problemas serios. Allí, por ejemplo, tenemos una aplicación (en el móvil) en la que la Policía sabe si estás en cuarentena, infectado o sano y al mismo tiempo detecta si estás cumpliendo las normas en función de ese estado de salud.

–¿Usted se ha vacunado en Qatar?

–Sí. Cuando un país tiene mucho dinero, como Qatar, tiene el privilegio de disponer de las vacunas antes que otros. Todos los futbolistas que estamos en Doha estamos vacunados tanto de la primera como de la segunda dosis. En mi caso, de Pfizer. La última dosis la recibí hace un mes aproximadamente.

–Estamos a la vuelta de la esquina de un Mundial en Qatar ¿Cómo es jugar al fútbol en las condiciones de un país tan caluroso?

–Para mí es un sitio ideal para hacer una competición de estas características. Ya se nota el ambiente de Mundial en Doha con todas las construcciones que están haciendo tantos de estadios como de ampliación de la ciudad. Los extranjeros hemos venido a este país a ayudar a los futbolistas locales aportando nuestra experiencia y profesionalidad. Hay buenos jugadores.

–¿Se suma a reivindicaciones recientes como las de selecciones como Noruega y Alemania ante las pésimas condiciones en las que se encuentran las personas que trabajan en la construcción de esos estadios?

–Me sumo a todo acto que reivindique los derechos humanos. Son trabajadores llegados de países cercanos, necesitan dinero y tratan de ahorrar lo máximo posible para poder dar una vida mejor a sus familias. Apoyo a quien defienda cuidar a esos trabajadores que están contribuyendo a hacer posible el Mundial.

–¿Xavi Hernández y Cazorla le han dado un impulso a la Liga?

–Han sido campeones a falta de siete jornadas. Xavi suma su segunda temporada como entrenador y la llegada de Cazorla este año le ha dado un gran salto de calidad a su club. Todos los balones pasan por él. Les ha resultado relativamente fácil ganar.

–¿Su futuro pasa por el equipo que entrena Xavi Hernández?

–Hemos hablado por teléfono sobre eso. Todavía no se puede garantizar nada.

Compartir el artículo

stats