Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Aurelio abre otra puerta

El guardameta gijonés, asentado en el Nàstic tras dos años sin jugar, dio un punto a su equipo con el primer gol de su carrera

José Aurelio celebra su gol, perseguido por sus compañeros.

José Aurelio celebra su gol, perseguido por sus compañeros. Diario Sport

Para José Aurelio Suárez el del sábado fue un día especial, ya que ayudó a su equipo, el Nàstic de Tarragona, a sumar un punto de un modo especial. Con 1-2 en el marcador, frente al Villarreal B, el guardameta gijonés subió a rematar un córner en el quinto minuto del añadido y aprovechó un despeje de su colega Jorgensen para lograr el empate. Una alegría por lo que supone para el equipo, que se mantiene en puestos de ascenso a Segunda División, y para él, que intenta rehacerse tras dos años en la oscuridad.

José Aurelio Suárez García (Gijón, 18 de diciembre de 1995) se marchó de su ciudad con 15 años, tras destacar en el TSK Roces, para perseguir su sueño en el Barcelona. Duró hasta 2017, cuando tras pasar por las categorías inferiores del club azulgrana jugó 30 partidos con el filial, que logró el ascenso a Segunda División. Sin opciones en el primer equipo, Suárez probó en el Girona, entonces en Primera, donde le frenaron dos luxaciones de hombro.

En la siguiente temporada, consciente de que era el tercer portero, aceptó jugar en el filial de Segunda B, el Peralada. Y volvió a pasar en blanco la pasada, aunque intentó buscar una salida al ver que no tendría oportunidades: “Me dijeron que buscarían un tercer portero, pero en realidad fue una excusa para no dejarme marchar”.

En enero, ya con la carta de libertad, fichó por el Nàstic de Tarragona, con el que ha jugado diez partidos. El último, con esa acción providencial para lograr el empate a dos: “Prácticamente estuve todo el añadido en el campo del Villarreal. Ya había subido en un córner anterior, en el que llegué a tocar el balón. Y en el último hubo un remate de un compañero, el portero no la pudo blocar y cuando intentó despejar puse la pierna, el balón rebotó en mí y entró”.

José Aurelio celebró por todo lo alto su primer gol y valoró, sobre todo, lo que puede suponer para el objetivo del Nàstic de volver a la Segunda División: “El formato es complicado porque tenemos que quedar entre los tres primeros y después ganar dos eliminatorias a partido único. Pero tenemos buena plantilla y mucha ilusión”.

José Aurelio Suárez tiene asegurado un año más en el Nàstic en caso de ascenso, pero ahora solo le preocupa competir: “En los primeros partidos, después de año y pico sin jugar, me costó un poco. Ahora me siento bien, con mucha confianza”.

Mientras ayuda a su equipo, Suárez siempre está pendiente del Sporting, su equipo, aunque no llegó a jugar en él: “Soy gijonés y sportinguista, claro que algún día me gustaría estar ahí, quién sabe lo que deparará el futuro, pero no me obsesiona. Ya sonó otras veces mi nombre vinculado con el Sporting, pero no se concretó”. Se alegra de la buena temporada rojiblanca, que asegura no sorprenderle: “La Segunda es imprevisible”.

Compartir el artículo

stats