Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis del Zaragoza-Sporting: Una tirita contra la sangría, un punto vital para reforzar la moral

El Sporting, pese a no lograr ganar, consigue salir reforzado moralmente, aunque no en la clasificación

Mariño se interesa por Babin, tendido en el suelo por un golpe.

Mariño se interesa por Babin, tendido en el suelo por un golpe. LaLiga

En la primera acción del partido, el liviano Manu García tumbó a un central corpulento como Mathieu Peybernes. En la siguiente, Nacho Méndez, más calidad que garra, fue fuerte al choque contra Narváez. Dos acciones que pueden pasar desapercibidas en el global de un encuentro de noventa y tantos minutos, pero que ejemplifican lo importante que era este partido para el Sporting. Un encuentro en el que los rojiblancos tenían que romper la racha más negativa del curso, con tres derrotas consecutivas. Cero puntos de nueve posibles. Y la última, contra el Oviedo, en el derbi asturiano. Y ayer lo logró, aunque se quedara a medias. El punto logrado contra el Zaragoza en La Romareda no deja de ser una tirita para cortar la hemorragia. Pero lo ha conseguido, al menos en el aspecto moral. Los jugadores rojiblancos salieron mucho más convencidos de sus posibilidades de lograr el objetivo de meterse en el play-off de lo que estaban cuando sonó el himno del equipo maño, en el día de San Jorge, patrón de Aragón. Fue un punto vital en lo emocional, con mucha más importancia en el aspecto mental que clasificatorio. El colchón puede seguir decreciendo esta jornada, pero no lo hará el convencimiento del equipo, a tenor de las palabras de Gallego y Javi Fuego. Porque el Sporting, al menos hasta el domingo, sigue sacando cinco puntos al séptimo, manteniéndose en play-off una jornada más. Y ya van 36. Y ya solo quedan seis.

Djuka, de no tirar frente al Oviedo, a protagonizar todo

El Sporting tuvo ayer en Uros Djurdjevic su mejor arma ofensiva, prácticamente la única. El delantero serbio fue el encargado de protagonizar todos los acercamientos rojiblancos a la portería de Cristian Álvarez. Lo intentó por activa y por pasiva, con jugadas individuales, disparos de larga distancia e incluso remates acrobáticos, pero no logró anotar su gol. El “Pichichi” es, a su vez, el jugador que más remates intenta de toda la Segunda División, y ayer volvió a demostrarlo. Después de quedarse sin haber intentado ni un solo lanzamiento en el derbi frente al Oviedo, ayer volvió a monopolizar las jugadas de ataque rojiblancas, firmando una notable mejoría respecto a sus últimos partidos, puesto que el ariete montenegrino, tras sus partidos con la selección parecía haber perdido esa mordiente que le caracteriza.

El Sporting, de rojiblanco contra un rival como el Tenerife, y con camiseta contra la Superliga

El Sporting vistió ayer la camiseta rojiblanca de su primera equipación, completada con pantalón y medias rojas. Los gijoneses tuvieron que cambiar su pantalón azul, al coincidir con el del Zaragoza, pero vistió una combinación de colores mucho más acorde a su idiosincrasia, huyendo así de experimentos obligados por el “kit selector”, como ocurrió en Tenerife. En tierras tinerfeñas, contra un equipo que vistió los mismos colores que el Zaragoza ayer –camiseta blanca y pantalón azul–, el Sporting se vio obligado a jugar con medias y camiseta moradas y pantalón blanco, en una combinación muy criticada por los aficionados por su coincidencia con los colores del Oviedo en la pantalla de televisión. Además, Sporting y Zaragoza saltaron al campo con una camiseta contra la Superliga europea, con el lema “El fútbol es para los fans, gánatelo en el campo”.

Se confirma la rotura en el bíceps femoral de Campuzano

Las pruebas radiológicas realizadas ayer a Víctor Campuzano confirmaron los peores temores del servicio médico rojiblanco: el atacante catalán sufre finalmente una rotura en el bíceps femoral de su pierna izquierda. El grado de la rotura y la ubicación de la misma determinarán el tiempo de recuperación del jugador sportinguista, que oscila entre tres y ocho semanas, según expertos, con lo que se podría perder lo que queda de Liga regular. Además de Campuzano, por lesión, también se cayeron del once por decisión técnica Pedro Díaz, Bogdan y Marc Valiente.

La Romareda sigue siendo un campo maldito: solo una victoria en 38 años

El Sporting se quedó ayer, una vez más, sin celebrar un triunfo en La Romareda. Los rojiblancos únicamente suman dos victorias en los últimos 38 años en el estadio maño. Un pobre bagaje que ayer se confirmó, después de que los de David Gallego no pudieran sumar más que un punto. La última victoria sportinguista data de hace ya más de una década. Fue en el año 2010, con goles de Luis Morán, Bilic y Barral. Desde entonces, 29 visitas sin conocer el triunfo. Tampoco ayer, donde el Sporting encadenó su tercer partido consecutivo sin ver portería por primera vez en lo que va de temporada. Y lo hizo, además, en un encuentro en el que los rojiblancos se vieron las caras con hasta tres exmiembros del club: Mathieu Peybernes y Álex Alegría en el campo y Miguel Torrecilla, exdirector deportivo rojiblanco, en el palco.

Compartir el artículo

stats