Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “pasillo” de Gallego

Mariño, Babin, Fuego, Manu y Djuka, claves en el Sporting

David Gallego anima a Djuka durante el Sabadell-Sporting.

David Gallego anima a Djuka durante el Sabadell-Sporting. LaLiga

El recordado Luis Aragonés hizo fortuna con un puñado de frases, casi siempre dirigidas a simplificar el fútbol, tantas veces enrevesado por sus colegas. Por eso, cuando le preguntaban por los entresijos tácticos de sus equipos, él hablaba de “pasillos de seguridad”, refiriéndose a los jugadores que formaban la columna vertebral: un portero, un defensa central, un centrocampista y un delantero. David Gallego ha dejado muy claro quiénes son los suyos esta temporada, al considerarlos tan fundamentales que solo dejan de jugar por causa de fuerza mayor: Mariño, Babin, Javi Fuego y Djuka son sus jugadores clave, aunque en el caso del Sporting habría que añadir a un quinto, Manu García, necesario para el fútbol de ataque rojiblanco.

Uno de los indicativos claros de la importancia de los integrantes del pasillo de seguridad sportinguista es que son los que más minutos suman hasta el momento de toda la plantilla. Salvo Javi Fuego, al que dosificó entre las jornadas 7 y 11 con cinco suplencias, los demás han sido titulares siempre que han estado disponibles. Y aunque al técnico no le gusta individualizar, no ha ahorrado elogios para el veterano centrocampista de Pola de Siero.

Aunque los cinco ya se suponían jugadores importantes, el único que no albergaba ninguna duda a principios de temporada es Diego Mariño, el mejor del Sporting en las tres campañas anteriores. El guardameta gallego, a punto de cumplir 31 años, está en un momento de plenitud de su carrera, y sus paradas han dado muchos puntos al equipo gijonés. Solo el covid-19 cortó su trayectoria, pero tras perderse tres partidos volvió a su mejor nivel. Su bajón en los tres encuentros consecutivos perdidos se interpreta como algo normal a lo largo de una competición tan larga y en Zaragoza volvió a dar muestras de seguridad, dejando su puerta a cero.

LA COLUMNA

VERTEBRAL

DEL SPORTING

MARIÑO

PJ

33

2.970

minutos

JAVI

FUEGO

PJ

33

2.512

minutos

BABIN

3.022

minutos

PJ

34

MANU

GARCÍA

2.490

minutos

PJ

30

DJUKA

2.902

minutos

PJ

33

LA COLUMNA

VERTEBRAL

DEL SPORTING

MARIÑO

PJ

33

2.970

minutos

JAVI

FUEGO

PJ

33

2.512

minutos

BABIN

3.022

minutos

PJ

34

MANU

GARCÍA

2.490

minutos

PJ

30

DJUKA

2.902

minutos

PJ

33

Tampoco había muchas dudas sobre Babin, pero David Gallego ha sabido sacarle su mejor versión. Además de sus condiciones ya conocidas en defensa, muy seguro al corto por arriba y por abajo, el francés ha sumado durante este curso su temple para iniciar el juego desde atrás. Además del sportinguista con más minutos, Babin es el tercer jugador de Segunda (excluyendo los porteros) con más participación, solo superado por Álex Suárez, de Las Palmas, con 3.100, y Andy, del Logroñés, con 3.032.

Javi Fuego es otro de los jugadores que ha mejorado sensiblemente su rendimiento respecto a la temporada anterior. Gallego le dio galones y el sierense ha respondido en todos los sentidos. Fuego es el encargado de incrustarse entre los centrales para iniciar el circuito de pases y destaca sobre todo en su labor de recuperación de balones como mediocentro, cubriendo las espaldas a su compañero de posición, Pedro Díaz o Gragera. Además, pese a sus 37 años está mostrando una condición física envidiable, lo que abre la puerta a una posible renovación por una temporada más.

Manu García era el señalado como jugador más desequilibrante desde la posición de mediapunta. Lo ha conseguido esporádicamente, aunque sus estadísticas quedan de momento por debajo de lo esperado: un gol y tres asistencias. También es cierto que su campaña se ha visto condicionada por dos circunstancias externas: el brote de covid-19, que le apartó de la titularidad durante tres partidos, y la convocatoria con la selección sub-21, que le hizo perderse otros dos.

En el caso del quinto integrante del “pasillo de seguridad” sportinguista, Uros Djurdjevic, los números hablan por sí solos. De los 21 goles de Djuka solo tres (los dos de Las Palmas y el que supuso el 1-0 frente al Mirandés) no le dieron puntos al Sporting. El serbo-montenegrino pasa ahora por una de sus escasas etapas de sequía, ya que lleva tres partidos sin marcar, pero en Zaragoza volvió a dar muestras de su voracidad, fabricando sus ocasiones y convirtiendo al guardameta aragonés, Cristian Álvarez, en la figura de su equipo. La recuperación del olfato goleador de Djuka se adivina fundamental para que el Sporting amarre su objetivo de clasificarse para la promoción de ascenso a Primera.

Compartir el artículo

stats