Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una multinacional francesa explotará los servicios de hostelería del Sporting

El club adjudica la cafetería de Mareo y las cantinas y palcos vip de El Molinón a Sodexo, que ya trabaja con Barcelona, Athletic y Valencia

Una imagen de uno de los fondos de El Molinón. | LNE

Una imagen de uno de los fondos de El Molinón. | LNE

Los servicio de hostelería del Sporting seguirán el modelo de una firma especializada con sede central en Francia. La empresa encargada de la cocina de Mareo, que a diario atiende a los jugadores y miembros del cuerpo técnico gijonés, se ha externalizado, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, haciéndose cargo Sodexo Iberia, el nombre en España de la multinacional gala Sodexo. No es el único servicio que le ha adjudicado la entidad rojiblanca, con la que también ha llegado a un acuerdo para el uso y explotación de la cafetería de Mareo y todos los servicios hosteleros de El Molinón (cantinas, catering de palcos vip y del Espacio Quini). El único matiz es fijar la fecha de inicio, que depende de la vuelta del público a los estadios. La diferencia es que los servicios del campo ya habían salido a concurso anteriormente, mientras que la cocina de Mareo ha estado atendida por personal propio del club hasta hace tres meses.

La Puerta 15 de El Molinón. | F. R.

El Sporting se pone en manos de una empresa especializada en servicios de comida y administración de instalaciones que, además de tener presencia en colegios, universidades, hospitales o eventos culturales, cuenta con experiencia en el sector de fútbol. En España lleva años trabajando con el Barcelona, el Valencia y el Athletic de Bilbao, asumiendo en algunos casos no solo la atención a futbolistas y staff técnico, sino también los servicios hosteleros que se dispensan en sus estadios. En el caso de San Mamés, además de los palcos vip, en 2019 se hicieron cargo de un restaurante abierto al público.

El acuerdo entre el Sporting y la multinacional francesa, cuya duración podría extenderse por un plazo de al menos cuatro años, incluye que las dos cocineras del club que trabajaban en Mareo conservan su puesto de trabajo, con la diferencia de que ahora ya no les une ningún vínculo al Sporting, y pasan a ser empleadas de la firma gala. Este movimiento, que lleva aparejado una política de reducción de costes para las arcas rojiblancas, es idéntico al que la entidad pretende acordar para el grueso del centenar de empleados de El Molinón, porteros y acomodadores, ya que el Sporting también tiene intención de externalizar este servicio la próxima temporada, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA.

La apuesta del Sporting por Sodexo en El Molinón, que se hará visible una vez se permita la vuelta del público al municipal gijonés, puede llevar aparejados más movimientos a medio plazo. Aunque la pandemia y la crisis del sector ha paralizado los planes previstos por el Sporting en este sentido, las dos firmas podrían extender su acuerdo a la adecuación de un nuevo espacio en el campo con fines hosteleros. El proyecto trazado antes de que el covid-19 hiciera replantear todo incluía que la misma empresa hostelera que se hiciera cargo de los servicios en el campo tendría opción a participar en otro de los lotes previstos para sacar a concurso inicialmente, el de la creación y explotación de un espacio para congresos y cumpleaños en la esquina noroeste del municipal gijonés.

Aunque este último apartado no parece factible ante la situación actual, la multinacional gala cuenta con un perfil acorde para responder a esta nueva propuesta que contemplaría atender no solo a los abonados, sino que consideraría ampliar su oferta para el público en general.

Los accesos, a una firma de vigilancia

El Sporting tiene conversaciones avanzadas para adjudicar el servicio de porteros y acomodadores de El Molinón a la misma empresa que se encarga actualmente de la vigilancia en el campo, Prosegur. El acuerdo, en todo caso, aún no está cerrado ya que se mantiene abierta la negociación para acordar “bajas voluntarias” o recolocar al centenar de trabajadores fijos discontinuos del club que venían desarrollando esta labor en el municipal gijonés.

Compartir el artículo

stats