Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La receta de David Gallego: el entrenador del Sporting descarta más consecuencias poscovid y reclama optimismo

“El equipo es sólido y estable, independientemente de los resultados; ¿el Girona? ni me ocupa ni me preocupa”, dice el entrenador del Sporting ante las últimas seis jornadas

David Gallego, en  Mareo. | Marcos León

David Gallego, en Mareo. | Marcos León

Optimismo. Eso es lo que siente David Gallego y pretende que se extienda entre el sportinguismo pese a que la victoria se ha resistido en las últimas cuatro jornadas. El entrenador del Sporting no quiere hablar de finales en estas últimas seis jornadas y tampoco considera que deba salirse del guión de ocasiones anteriores. El técnico de los gijoneses se reafirma en el “partido a partido”, en que “no hay dudas” en el vestuario y respalda a un grupo “que está demostrando que es sólido y estable, independientemente de los resultados”. También asegura que Pablo Pérez está recuperado, pese a que el gijonés solo ha podido entrenarse un día, siendo Campuzano la única baja para visitar al Leganés aunque falta por conocer la convocatoria. Después de que Gragera anunciara que sufre consecuencias tras pasar el covid-19, el entrenador descarta que haya alguna secuela en el resto de la plantilla, aunque admite que “a algunos les costó coger su nivel”.

Gragera y otros casos. “Él lo ha explicado muy bien. No le impide para estar al cien por cien a nivel deportivo. En cuanto a la evolución, después de pasar la enfermedad, a algún jugador le costó coger su nivel, pero a día de hoy no hay ningún problema”.

El Leganés y las bajas. “Pablo Pérez no se ha entrenado estos días un poco por precaución debido a una pequeña molestia. Llega en perfectas condiciones, llega para estar al cien por cien el domingo. En cuanto al Leganés, es un equipo con un potencial tremendo. Están haciendo números para estar arriba y nosotros también”.

Mejor ante los de arriba. “Es verdad que contra los equipos de arriba hemos competido bien, solo nos derrotó el Espanyol, pero es que contra el resto también hemos competido bien. Eso nos dice que somos un equipo muy competitivo. Con esto, si ante el Leganés no tenemos acierto en cuanto a interpretación ofensiva y estamos perfectos en defensa, no vamos a sumar”.

Falta de gol. “Llevamos toda la temporada intentando trabajar no depender solo de un jugador. Espero que otros jugadores se sumen a final de temporada. No estoy preocupado, estoy ocupado en seguir trabajando. Hoy en día los partidos son muy cerrados y hay que estar muy acertados. No esperemos ahora partidos con muchas ocasiones de gol”.

Girona, primer perseguidor. “Ni me preocupa ni me ocupa. Me centro en preparar al cien por cien el partido del domingo. El Girona ya llegará. De momento hay otros partidos por delante”.

Cómodos sin balón. “Puede haber un cúmulo de muchos ítems (en cuanto a estar mejor ante equipos de las primeras plazas de la tabla). Es probable que ante estos rivales el equipo se sienta muy cómodo porque ellos lleven la iniciativa. Por encima de eso, hemos competido ante todos los rivales, desde la primera a la última jornada. Veo al equipo sin dudas y sabiendo nuestro ADN”.

Sin preocupación. “En absoluto estoy preocupado (por los últimos resultados). Las dudas están fuera. Algunos son extremadamente negativos. Veo la dificultad de sacar un punto, soy consciente de ello, y veo también al equipo competir. Si somos competitivos como hasta ahora, el equipo será sólido y solvente. Y luego veremos si cae cara o cruz. Intentaremos que sea cara. Soy optimista y veo cero dudas en el vestuario”.

Seis finales. “Las finales son las que cuando acaben esos partidos hay algo, para mí no hay finales ahora. Vamos a hablar del siguiente partido, que es el Leganés, porque igual después ocurren cosas y no hacen falta las dos últimas jornadas. Ellos, por ejemplo, están arriban luchando todavía por algún caso de conseguir ascenso directo”.

Preparados emocionalmente. “El equipo está bien físicamente y emocionalmente está igual o mejor. El equipo está siendo estable, que es lo que buscamos de inicio, y me lo está demostrando, independientemente de los resultados”.

Percibe a la afición de su lado. “Cuando se gana la gente se viene arriba, y cuando se pierde todo está mal. En Gijón noto todo lo contrario que se manifiesta por ahí. Voy por la calle y me dicen: ‘Estamos muy bien, vaya temporadón’. Percibo optimismo, pero a mí lo que me preocupa es que no haya pesimismo en mi vestuario”.

Compartir el artículo

stats