Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Riesgo, para el reencuentro

El guardameta vasco encadena seis titularidades en el Leganés después de que el exjugador del Sporting Cuéllar fuera indiscutible

Por la izquierda, Borja López, Miquel, Cuéllar, Javi Fuego, Aitor García y Pedro Díaz, durante el partido del Sporting ante el Leganés disputado el pasado mes de diciembre en El Molinón. | Ángel González

Por la izquierda, Borja López, Miquel, Cuéllar, Javi Fuego, Aitor García y Pedro Díaz, durante el partido del Sporting ante el Leganés disputado el pasado mes de diciembre en El Molinón. | Ángel González

Hasta hace seis jornadas, el nombre en la portería del Leganés era el de Iván Cuéllar. Tras la derrota en casa ante el Fuenlabrada, hace mes y medio, las cosas han cambiado. Asier Riesgo empieza a consolidarse como guardameta de los pepineros y va camino de sumar mañana, ante el Sporting, su séptimo partido consecutivo bajo palos tras desplazar al banquillo al exrojiblanco, titular indiscutible al inicio del campeonato. La situación priva al emeritense de reencontrarse con el que fuera su equipo y junto al que vivió el último ascenso a Primera.

El penalti que provocó en su visita a El Molinón empezó a abrir un debate en torno a la conveniencia de que la portería del Leganés viviera un relevo. Las miradas aumentaron después del tropiezo en casa frente al Fuenlabrada, lo que provocó que Asier Garitano tomara una decisión esperada por pocos. El entrenador de los pepineros, que en su día fue uno de los grandes valedores para que Cuéllar recalara en Butarque, optó por apostar por Asier Riesgo. La decisión, lejos de convertirse en algo puntual o un pequeño estímulo para hacer reaccionar al emeritense, se ha mantenido. Al menos, hasta el momento.

No está siendo el Leganés, en todo caso, un equipo al que sea fácil hacerle goles. Lleva 31 en contra, seis más que el Sporting, y muestra como punto débil los disparos desde fuera del área. Ahí si figura como uno de los conjuntos más vulnerables de la categoría, concretamente es el segundo en recibir más tantos desde esta distancia: ocho. La llegada de Asier Riesgo no es tampoco un tiro al aire. El vasco, de 37 años, uno más que Cuéllar, suma más de trescientos partidos entre Primera y Segunda División. Sabe bien manejar la presión y las circunstancias de un partido como el de mañana, en el que ambos conjuntos se juegan una plaza en el play-off.

Asier Riesgo también tiene buenos amigos en el vestuario rojiblanco, concretamente, en la figura de Javi Fuego. Juntos compartieron una temporada en las filas del Recreativo de Huelva, en Primera División, que intensificó su relación más allá de los campos de fútbol. Butarque será mañana escenario de fútbol y reencuentros.

Compartir el artículo

stats