Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting flexibiliza el parón de la cantera: inicia la cesión de jugadores de Mareo a otros clubes

El club permite a sus jugadores entrenarse e incluso competir en otros equipos con el compromiso de regresar a la disciplina rojiblanca a final de temporada

Javi Rico, director deportivo del Sporting, en Mareo. | Juan Plaza

Javi Rico, director deportivo del Sporting, en Mareo. | Juan Plaza

El Sporting ha dado luz verde a las primeras cesiones de canteranos a otros clubes después de informar de la decisión de mantener suspendida la actividad en Mareo en categorías cadete, infantil, alevín y benjamín. El club ha atendido las demandas llegadas para ello, dando permiso a que los jugadores vinculados a la disciplina rojiblanca se entrenen e incluso compitan con otros equipos, siempre que se garantice el cumplimiento de los protocolos sanitarios y también exista el compromiso de regresar al conjunto gijonés una vez concluya la presente campaña. El pasado fin de semana, cuando se retomó la competición en Asturias, alguno debutó ya en su nuevo equipo.

“Cada caso se trata de manera diferente, no se puede generalizar”, explican a LA NUEVA ESPAÑA desde el Sporting, sobre el número y cómo se ha gestionado el proceso para aceptar la cesión de jugadores a otros clubes hasta que finalice la presente campaña. Entre las conversaciones abiertas con los padres para acordar la salida temporal de los jugadores, el club gijonés, a través de Manolo Sánchez Murias, director de fútbol base, y Juan Luna, coordinador de Mareo, ha tratado de conocer cada caso, además de interesarse por el destino de cada uno de los niños para intentar consensuarlo. La mayoría de las peticiones se justifican en el deseo de los propios críos de recuperar la actividad junto a otros niños, dentro del protocolo de cada club y la normativa vigente.

El Sporting da así cierta flexibilidad a su decisión de mantener cerrado Mareo a la actividad de su cantera más allá de juveniles, mientras trabaja en el diseño de los equipos y la vuelta de la cantera para la próxima campaña. “Si el club al que puedan ir cedidos cumple una serie de protocolos sanitarios que entendemos que son necesarios y tienen exámenes médicos previos para participar, se mirará de forma puntual”, explicó Fernando Losada, consejero rojiblanco, cuando detalló la postura del club sobre la suspensión de la actividad en Mareo.

La nueva campaña en Mareo se planifica de manera singular, ya que se da el caso de niños que llegaron para reforzar la base el pasado verano y que todavía no han podido jugar ningún partido de rojiblancos por la pandemia. Tampoco se recuerda una campaña en la que, por la falta de actividad, se esté diseñando los equipos sin tener en cuenta ninguna nueva incorporación en las plantillas, o al menos, pocas.

Compartir el artículo

stats