El Sporting agotó ayer en Montilivi su colchón clasificatorio con una nueva derrota, frente al Girona, con un gol de Juanpe, en una acción muy protestada por los jugadores sportinguistas. Los gijoneses se mantienen una jornada más en play-off, pero empatado a puntos con el Rayo Vallecano y a tres del conjunto catalán.

Comenzó dominando el Girona en Montilivi. El arreón inicial, a punto estuvo de cristalizar en el segundo minuto de juego, cuando un balón filtrado encontró a Stuani a la espalda de los centrales. Tras recortar, buscó un balón atrás al que no pudo llegar Yoel Bárcenas. El primer aviso estaba dado.

El Sporting supo reponerse. Cinco minutos más tarde, una falta de Manu García le cayó a Djuka en el segundo palo que, tras una buena maniobra, remató de zurda. Su remate lo sacó abajo Juan Carlos en una meritoria parada. Con el paso de los minutos, el Sporting fue templándose. Javi Fuego tuvo el segundo disparo a puerta de los rojiblancos, con una volea desde fuera del área, también con la zurda, que atrapó Juan Carlos. Al borde de la media hora, Gaspar se adentró en el área local tras una buena cabalgada. Su balón atrás encontró a Manu García, que erró en el control y no pudo disparar.

El Girona acabó mejor la primera mitad, en la que encontró su premio. En el minuto 40, Yoel Bárcenas recibió de espaldas en la frontal del área. Tras aguantar el balón y recortar a Borja López, sacó un buen disparo que Mariño, con una gran estirada, despejó a córner. Al borde del descanso llegó el gol local. Monchu botó una falta que Mariño rechazó, como pudo, al centro del área. El balón el cayó a los pies a Juanpe, que descerrajó un disparo al fondo de la red. Los jugadores rojiblancos pidieron fuera de juego posicional de Bueno, pero el árbitro validó el tanto.

El Sporting asustó primero en la segunda parte. Gragera filtró un balón preciso para Djuka que, de primeras, enganchó una volea defectuosa que se escapó alejada de la portería local. El Girona supo tener el partido en el lugar donde quería: dejando el balón al Sporting, bien armado atrás y sabiendo aprovechar sus ocasiones de peligro a la contra. Así intentó encontrar el segundo tanto en varias ocasiones. El primer disparo a puerta del Sporting en la segunda mitad, un disparo lejano de Pedro Díaz a las manos de Juan Carlos.

A la media hora de juego, una falta de Pedro Díaz encontró la cabeza de Babin en el primer palo, pero su remate, forzado, se fue fuera. Intentó Gallego agitar el árbol dando entrada a Pedro y Pablo Pérez para jugar con dos delanteros.

La más clara del partido en la segunda mitad la tuvo en sus botas Aitor García a falta de diez minutos. Djuka lideró un contragolpe de manual que dejó a Aitor García solo delante de Juan Carlos, pero su remate, con mucha calidad para batir al portero, se fue al larguero. El marcador ya no se movió y los tres puntos se quedaron en Montilivi.