Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La firma del convenio entre las partes retrasa la estatua de Quini

El Ayuntamiento y la familia del mito intensifican sus reuniones para cerrar “cuanto antes” todos los flecos

Vicente Santarúa trabaja en la estatua en su estudio de Avilés.

Vicente Santarúa trabaja en la estatua en su estudio de Avilés. Mara Villamuza

La falta de un convenio entre las partes implicadas –Ayuntamiento e impulsores del proyecto– está retrasando la creación de una estatua de Enrique Castro, Quini, en los aledaños de El Molinón. El compromiso del Consistorio y la familia del jugador es total, pera falta clarificarlo sobre un documento legal que dé seguridad jurídica al proyecto. Un trámite que se está alargando más de la cuenta y está dilatando en el tiempo la presentación oficial de la efigie, que se prevé que se pueda realizar en las próximas dos semanas. Así se desprende de lo comentado ayer en una nueva reunión entre las partes, de forma telemática.

En este encuentro entre Ayuntamiento y familia del mito rojiblanco se coincidió en la necesidad de intensificar estos encuentros con el fin de ir cerrando todos los flecos existentes para comenzar ya a trabajar en el proyecto. El encuentro de ayer cristalizó en “pocos avances”, pero se espera que estos se puedan dar en próximas fechas. “La idea de todos es poder cerrarlo cuanto antes”, confirmaron ayer desde las partes.

La clave para desbloquear la situación es la firma de ese convenio entre Ayuntamiento y los promotores del proyecto. Se baraja que pueda rubricarlo desde la Fundación Quini hasta la Fundación Cultura y Sociedad, promotora del mismo. O incluso el propio club. “Hay que dejar esas cosas claras, y aún no están del todo definidas”, aseguran las mismas fuentes.

Ese es el primer paso, imprescindible para continuar con el proyecto. Tras él, llegarán otros de vital importancia, como la búsqueda de financiación. El coste total de la estatua que se maneja es de alrededor de 90.000 euros. Una cifra a la que el Ayuntamiento no puede hacer frente, por lo que únicamente financiará una parte. El resto tendrá que venir de aportaciones privadas que las partes ya trabajan en buscar. “Queremos que exista máxima transparencia y claridad”, enfatizan los interesados.

Una vez que estos hitos estén conseguidos, se decidirán otras cuestiones, como la ubicación de la escultura. Se da por hecho, no obstante, que se colocará en el entorno de El Molinón, aunque falta por determinar el espacio concreto que ocupará. Entre las opciones, situarla frente a la puerta 9, el número que lució “El Brujo”.

La efigie está siendo realizada por el afamado escultor asturiano Vicente Santarúa y representará a Quini realizando su ya mítica volea. La obra, realizada en bronce marino, podría estar lista en alrededor de seis meses, según su autor.

Este arreón en el proyecto coincide con el que el Ayuntamiento quiere dar también a otra idea en clave rojiblanca: la creación de un Paseo de la Fama sportinguista en los alrededores del estadio. El Consistorio busca ya financiación para esta obra, mientras que valora las opciones para realizarla: bien con placas de acero incrustadas en el suelo o bien con monolitos. El proyecto nace de la Asociación Anselmo López.

Compartir el artículo

stats