Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis de los jugadores en préstamo la pasada campaña: Cedidos de ida y vuelta

Saúl García y Cumic dejarán el Sporting tras disputar más de 30 partidos y vuelven Neftali y Álvaro, que apenas jugaron

Saúl García, durante su presentación como sportinguista

Saúl García, durante su presentación como sportinguista Ángel González

El Sporting ha dicho ya adiós a los dos jugadores que tenía esta pasada temporada cedidos en el club, Saúl García y Nikola Cumic, tras más de una treintena de partidos, cada uno, a sus espaldas. Por contra, el club gijonés recupera a los dos futbolistas que había dejado en préstamo durante la segunda parte de la temporada, Álvaro Vázquez y Neftali, tras una participación mucho más exigua, sobre todo del segundo. Una vuelta que, no obstante, no parece que vaya a ser de larga duración, toda vez que el cuerpo técnico rojiblanco no cuenta con ninguno de los dos jugadores, a los que la dirección deportiva tratará de buscar acomodo.

La baja más sensible probablemente sea la de Saúl García. El lateral cántabro encontró en Gijón los minutos de juego y la continuidad que tanto tiempo llevaba buscando, disputando más de tres mil minutos, repartidos en 39 partidos (36 de Liga y 3 de Copa del Rey), con tramos de juego muy positivos y una gran regularidad. Sin embargo, finalizada su cesión, el lateral izquierdo ha de volver al club dueño de sus derechos, el Alavés. Saúl tratará de hacerse un hueco en la plantilla babazorra en Primera y, de no ser así, buscará una salida como cedido. Su destino, no obstante, parece lejos de Gijón. Desde su entorno se ve prácticamente imposible su continuidad en el club gijonés debido, esencialmente, a la cuestión económica. El pasado año todas las partes hicieron un esfuerzo que ahora parece complicado que vuelva a repetirse.

Por su parte, el extremo serbio Nikola Cumic ha puesto ya rumbo al equipo al que pertenece: el Olympiakos griego. Deja en Gijón la sensación de que podía haber dado mucho más de lo que finalmente aportó al equipo. Se esperaba del serbio que pudiera llenar el hueco en el extremo que tanto tiempo lleva buscando ocupar el Sporting desde la marcha de Jony. Un papel que le vino demasiado grande. Cumic sumó 1.400 minutos de juego repartidos en 31 partidos (28 de Liga y 3 de Copa del Rey). En ellos, anotó dos goles (frente al Quintanar del Rey, en Copa, y al Logroñés, en Liga) y repartió dos asistencias. Unos números demasiado pobres para un jugador que estaba llamado a marcar las diferencias.

En el capítulo de altas, resalta la de Álvaro Vázquez. El delantero catalán recaló en el Sabadell, como cedido, en el mercado de fichajes invernal, facilitando la llegada de Víctor Campuzano a Gijón. El mismo jugador que ahora parece cerrarle las puertas de la primera plantilla rojiblanca. David Gallego prefiere un perfil como el del experico, con lo que Vázquez tendrá que buscarse una salida. Lo hará tras disputar alrededor de 400 minutos en el Sabadell, donde no logró anotar ningún gol en los nueve partidos que disputó. De hecho, el único tanto que logró este curso fue con el Sporting, en Liga, frente a la Ponferradina. El atacante suma un año más de contrato con el Sporting, con una ficha elevada, cercana al millón de euros, por lo que se da por segura su salida.

También vuelve a Gijón Neftali Manzambi. El delantero suizo jugó la segunda parte del curso cedido en el Mjällby AIF sueco, donde apenas contó con participación, disputando menos de cien minutos y sin anotar ningún gol. Al atacante le resta un año de contrato con el Sporting, pero no entra en los planes de la dirección deportiva ni del cuerpo técnico.

Compartir el artículo

stats